El Ayuntament de Xaló, en fecha 9 de julio de 2009 nos informa que:


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "El Ayuntament de Xaló, en fecha 9 de julio de 2009 nos informa que:"

Transcripción

1 "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos (...)". Art. 1 de la Declaración Universal de los DD HH "Tots els éssers humans naixen lliures i iguals en dignitat i drets (...)". Art. 1 de la Declaració Universal dels DD HH SÍNDIC DE GREUGES DE LA COMUNITAT VALENCIANA 13/01/ Ayuntamiento de Xaló Sr. Alcalde-Presidente C/ Església, 27 JALÓN (Alicante) ================ Ref. Queja nº ================ Asunto: Contaminación acústica y ausencia de limpieza viaria. Señoría: Se recibió en esta Institución escrito firmado por Dª (...), con domicilio en C/ (...) (Alicante), que quedó registrado con el número arriba indicado. Sustancialmente manifestaba que es propietaria de una vivienda ubicada entre los bares denominados Telaraña y Cadillac, y que como consecuencia del incumplimiento del horario de apertura y adopción de las medidas correctores pertinentes, se produce una constante contaminación acústica a altas horas de la noche, impidiendo por tal motivo que se pueda conciliar el sueño y disfrutar del merecido descanso; además, en dicho entorno, durante todos los fines de semana, la falta de limpieza es absoluta, pudiéndose apreciar innumerables vasos rotos, jeringuillas, tampones, preservativos, etc., ya que pese a darse tal situación el Ayuntamiento de Jalón no limpia nada. Considerando que la queja reunía los requisitos establecidos en los artículos 12 y 17 de la Ley 11/1988, de 26 de diciembre, del Síndic de Greuges, fue admitida a trámite, dándose traslado de la misma a Vd. de conformidad con lo determinado en el artículo 18.1 de la citada Ley. Con el objeto de contrastar las alegaciones formuladas por dicho ciudadano, le requerimos para que en el plazo máximo de 15 días nos remitiera información suficiente sobre la realidad de las mismas, y demás circunstancias concurrentes en el presente supuesto. El Ayuntament de Xaló, en fecha 9 de julio de 2009 nos informa que: C/. Pascual Blasco, ALACANT. Tels / Fax

2 1.-. La zona urbana donde se encuentran los citados establecimientos y la vivienda de la Sra. Yates está clasificado como Suelo Urbano correspondiéndole la zona de ordenación "Comercial-Residencial". El uso principal de la zona de ordenación es el comercial compatible con el residencial, y de forma general los usos permitidos son vivienda, comercios, y grandes superficies de venta directa, bares y espectáculos, discotecas y todos los derivados del equipamiento urbano. 2.- Que los establecimientos Cadillac y Telaraña cuentan con licencia de actividad clasificada (actual licencia ambiental) y con licencia de apertura. 3.- Que los citados establecimientos cumplen con las medidas que se informaron por la comisión de clasificación. Sin embargo, por esta Corporación se ha requerido a los titulares de ambas actividades para que aporten auditoría acústica. 4.- En relación a la contaminación acústica, la misma no viene producida por las actividades de los locales sino por el alboroto, incardinado dentro de un margen ordinario y normal, que producen los jóvenes y clientes en el ínterin del acceso o salida de los citados locales, aunque esta entidad local sólo dispone de servicio hasta la una de la madrugada en horario de fin de semana. Igualmente, también se produce ruido de vehículos, aunque el mismo a juicio de los inspectores de esta administración no debería superar los márgenes establecidos por la legislación de ruido, todo ello dentro de las actuaciones comprobadas, y considerando que se carece de medios técnicos adecuados como sonómetros. Por todo ello y de persistir el ruido que la manifestante indica que se produce por encima de los límites normales y ordinarios, debemos recomendarle que aproveche los servicios de guardia civil o policía autonómica que en muchos casos han realizado inspecciones en estos mismos establecimientos por temas de incumplimientos horarios y por controles de alcoholemia. 5.- Respecto de la falta de limpieza viaria, en modo alguno resulta cierto los innumerables vasos rotos, jeringuillas, tampones, preservativos, etc. que dice la aquejada vienen depositándose en los alrededores de la zona. Por el contrario, esta administración los sábados por la mañana y a medio día limpia -con medios propios y por su personal, que incluye máquina barredora- la zona del paseo de la alameda junto al río y sus zonas aledañas a fin de que puedan los turistas disfrutar del rastro de artesanía y antigüedades que se celebra allí los sábados. De igual modo, los domingos por la mañana son los propios titulares de las actividades de pub los que limpian la zona de vasos y vidrios que pudieran haberse roto. 6.- No se han encontrado jeringuillas, tampones o preservativos; ni tampoco en los últimos años se ha tenido noticia del depósito de jeringuillas, todo ello y por el peligro que ello supone. 7.- Paradójicamente, hay que lamentar que como consecuencia de la queja efectuada por D a (...), esta entidad local si que ha verificado que en el lugar que dice existe una vivienda en la que por la noche no puede conciliar el sueño, lo que realmente existe es una actividad clandestina de bar. A tal fin y no teniendo

3 constancia de licencia de actividad alguna habida cuenta de los humos y olores que de la misma emanan, esta entidad local se ha visto forzada ante tales hechos a abrir expediente administrativo de legalización, apercibiéndole de la posibilidad de incoar expediente sancionador. 8.- En prueba de todo ello aportamos reportaje fotográfico del lugar de que se trata realizado por el departamento de policía local. Llegados a este punto, y tras la detenida lectura del escrito inicial de queja, del informe remitido por la Administración y de las alegaciones presentadas por el ciudadano, procedemos a resolver la presente queja con los datos obrantes en el expediente, y del mismo queda acreditado que el establecimiento viene incumpliendo por una parte el horario de apertura, en concreto respecto a la hora de cierre del mismo, y por otra el umbral de contaminación acústica permitido; en su consecuencia, su funcionamiento no está debidamente autorizado, lo que significa que el Ayuntament de Xaló no puede inhibirse de su control, y ello con mayor razón si tenemos en cuenta que las autorizaciones ambientales tienen naturaleza reglamentaria u operativa, lo que comporta la obligación de efectuar un control continuado de su cumplimiento y proceder a su actualización cuando sea necesario. Es aquí donde se insertan las potestades de inspección así como la facultad municipal de imponer, mediante la orden correspondiente, las medidas correctoras que resulten precisas en cada momento. Así se recoge en los artículos 68 a 72 de la Ley 2/2006, de 5 de mayo, de Prevención de la Contaminación y Calidad Ambiental. En tal sentido, el Art de la Ley valenciana 2/2006, de 5 de mayo, de Prevención de la Contaminación y Calidad Ambiental, establece que, previa audiencia al interesado, y atendiendo al principio de proporcionalidad, el Ayuntamiento podrá acordar alguna de las siguientes medidas provisionales: a) La suspensión temporal, total o parcial, del instrumento de intervención, o de la actividad o proyecto en ejecución. b) La parada o clausura temporal, parcial o total de locales o instalaciones. c) El precintado de aparatos o equipos o la retirada de productos. d) La exigencia de fianza. e) La imposición de medidas de corrección, seguridad o control que impidan la continuidad en la producción del riesgo o del daño. En parecidos términos, el art. 62 de la Ley valenciana 7/2002, de 3 de diciembre, sobre Protección contra la Contaminación Acústica, habilita al Ayuntamiento para ordenar la suspensión inmediata del funcionamiento de la fuente perturbadora hasta que sean corregidas las deficiencias existentes (art. 62). Así mismo ha de estarse a la Ley 37/2003 del Ruido y su Reglamento de aplicación, constituido por el RD 1367/2007 de 19 de octubre por el que se desarrolla la Ley 37/2003, de17 de noviembre, del Ruido, en lo referente a zonificación acústica, objetivos de calidad y emisiones acústicas.

4 Como es sabido, la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido incorpora parcialmente al derecho interno las previsiones de la Directiva 2002/49/CE pero regula la contaminación acústica con un alcance y un contenido más amplio que el de la propia Directiva, ya que, además de establecer los parámetros y las medidas para la evaluación y gestión del ruido ambiental, incluye el ruido y las vibraciones en el espacio interior de determinadas edificaciones mientras que aquella define el ruido ambiental corno «el sonido exterior no deseado o nocivo generado por las actividades humanas, incluido el ruido emitido por los medios de transporte, por el tráfico rodado, ferroviario y aéreo y por emplazamientos de actividades industriales (...)». Del ámbito de aplicación y definiciones contenidas en los arts. 2 y 3 de la Ley se colige el perfecto marco que la misma integra para regular el supuesto que examinamos. La«Contaminación acústica» según el artículo 3 consiste en la «presencia en el ambiente de ruidos o vibraciones, cualquiera que sea el emisor acústico que los origine, que impliquen molestia, riesgo o daño para las personas, para el desarrollo de sus actividades o para los bienes de cualquier naturaleza, o que causen efectos significativos sobre el medio ambiente».de tal definición no cabe excluir el ruido generado en el área de influencia de la actividad que lo concita. De la resultancia fáctica y del informe municipal remitido no ha quedado acreditado que los ruidos producidos por las susodichas actividades no superan los umbrales permitidos por la ley de ruido Estatal y de contaminación acústica de la Comunidad Valenciana, además de que el nivel de tolerancia frente al ruido no es igual en todas las personas, y nadie está obligado a soportar de forma constante y permanente un ruido superior al aceptable. Por otra parte es posible que si nos dieran a elegir entre distintos tipos de contaminación acústica, no señalaríamos la producida por el caso que nos ocupa como la peor de ellas, pero no cabe duda de que puede resultar también molesta y por eso el nivel sonoro que genere no debe sobrepasar determinados límites. Señalar que tal situación debe determinar que la administración municipal debe adoptar y corregir las medidas que resulten adecuadas para eliminar ese foco de contaminación acústica, significando, además que una posición de inactividad en este tipo de situaciones, teniendo en cuenta que estamos ante incumplimientos que afectan a derechos fundamentales del ciudadano, entre los que se encuentra la inviolabilidad del domicilio, su derecho a una vivienda digna, a la salud, entre otros (véase la reiterada jurisprudencia del Tribunal Constitucional, Supremo y autonómico Superior de Justicia, de sobra conocida), puede generar responsabilidad patrimonial de la Administración, como significativamente reconoció el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en su Sentencia Moreno Gómez vs España, de 16 de noviembre de Por ende, llegados a este punto, no resulta ocioso volver a recordar que las molestias acústicas, como ya ha tenido ocasión de afirmar el Tribunal Constitucional, en sus Sentencias de 23 de febrero de 2004 y 24 de mayo de 2001,

5 generan perniciosas consecuencias para la salud de las personas, afectando gravemente a su calidad de vida: En efecto, el ruido puede llegar a representar un factor psicopatógeno destacado en el seno de nuestra sociedad y una fuente permanente de perturbación de la calidad de vida de los ciudadanos. Así lo acreditan, en particular, las directrices marcadas por la Organización Mundial de la Salud sobre el ruido ambiental, cuyo valor como referencia científica no es preciso resaltar. En ellas se ponen de manifiesto las consecuencias que la exposición prolongada a un nivel elevado de ruidos tienen sobre la salud de las personas (v. gr., deficiencias auditivas, apariciones de dificultades de comprensión oral, perturbación del sueño, neurosis, hipertensión e isquemia), así como sobre su conducta social (en particular, reducción de los comportamientos solidarios e incremento de las tendencias agresivas). Desde la perspectiva de los derechos fundamentales implicados, debemos emprender nuestro análisis recordando la posible afección al derecho a la integridad física y moral. A este respecto, habremos de convenir en que, cuando la exposición continuada a unos niveles intensos de ruido ponga en grave peligro la salud de las personas, esta situación podrá implicar una vulneración del derecho a la integridad física y moral (art. 15 CE). En efecto, si bien es cierto que no todo supuesto de riesgo o daño para la salud implica una vulneración del art. 15 CE, sin embargo cuando los niveles de saturación acústica que deba soportar una persona, a consecuencia de una acción u omisión de los poderes públicos, rebasen el umbral a partir del cual se ponga en peligro grave e inmediato la salud, podrá quedar afectado el derecho garantizado en el art. 15 CE. Los Tribunales de Justicia vienen declarando con reiteración que la contaminación acústica incide perniciosamente sobre el derecho fundamental a la inviolabilidad del domicilio (art de la Constitución) y los derechos constitucionales a la protección de la salud (art. 43), a un medio ambiente adecuado (art. 45) y a una vivienda digna (art. 47), por lo que resulta de todo punto ineludible su firme protección por parte de los poderes públicos (por todas, Sentencias del Tribunal Constitucional de 24 de mayo de 2001 y 23 de febrero de 2004 y Sentencias del Tribunal Supremo de 23 de febrero de 2001, 26 de abril de 2003, 19 de octubre de 2006 y 2 de junio de 2008). Por otro lado, los arts. 34 y siguientes de la Ley valenciana 4/2003, de 26 de febrero, de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos, atribuyen competencias de inspección, control y sanción a la Conselleria de Gobernación respecto al incumplimiento del horario de cierre. Los arts a) y 30.3 de la mencionada Ley 4/2003 prescribe que las órdenes de determinación de horarios establecerán los supuestos en que con carácter excepcional y atendiendo a las peculiaridades de las poblaciones, condiciones de insonorización, afluencia turística o duración de los espectáculos, los respectivos Ayuntamientos pueden autorizar ampliaciones de horario con motivo de fiestas y verbenas municipales, y todo ello, sin perjuicio de las disposiciones legales existentes en materia de contaminación ambiental y acústica. En este sentido, el art. 6.3 de la Orden de la Consellería de Gobernación de 22 de diciembre de 2008, por el que se regula los horarios de espectáculos públicos,

6 actividades recreativas y establecimientos públicos, para el año 2009, en relación con las actividades realizadas al aire libre, reconoce la posibilidad de revocar la autorización del horario si se superan los límites máximos de decibelios permitidos por la Ley 7/2002, de 3 de diciembre, de Protección contra la Contaminación Acústica: La autorización del horario de las actividades al aire libre, podrá ser revocada, previo trámite de audiencia del interesado por un período no superior a diez días, por la autoridad municipal y, en caso de inactividad, por la Dirección General de Seguridad y Protección Ciudadana cuando con motivo de la actividad realizada se sobrepasen los límites de contaminación acústica establecidos en la Ley 7/2002, de 3 de diciembre, de la Generalitat Valenciana, de Protección contra la Contaminación Acústica. Se entiende que hay inactividad cuando se produzca la falta de actuación del Ayuntamiento ante la denuncia presentada por los ciudadanos, y una vez instado a actuar por la Dirección General de Seguridad y Protección Ciudadana. En virtud de todo cuanto antecede, y atendiendo a las consideraciones expuestas en punto a la defensa y efectividad de los derechos y libertades comprendidos en los Títulos I de la Constitución (art. 18.1, 43, 45 y 47) y del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, de conformidad con lo dispuesto en el art de la Ley 11/1988, de 26 de diciembre, reguladora de esta Institución, estimamos oportuno RECOMENDAR al Ayuntament de Xaló: 1.- Que en el ámbito de sus respectivas competencias, adopte las medidas necesarias para reducir al máximo posible las molestias acústicas denunciadas en aras a garantizar el respeto en todo momento de los límites máximos de decibelios permitidos por la Ley valenciana 7/2002, de protección contra la contaminación acústica, y tratándose la actividad que provoca las molestias acústicas, fruto de la presente queja, de una actividad calificada de molesta, en sus excesos de insalubre, siga adoptando las medidas necesarias para evitar las molestias acústicas referidas y garantice el cumplimiento del horario de cierre del establecimiento meritado. 2.- Que, así mismo, efectúe de oficio, dado el carácter de tracto sucesivo que tienen este tipo de licencias ambientales, un seguimiento estricto de este tipo de actividades con apertura de los expedientes sancionadores que procedan si se producen incumplimientos respecto a la normativa que las ampara y en tal sentido, le recuerdo finalmente el deber legal de abrir expediente sancionador por incumplimiento de la normativa sobre contaminación acústica e incumplimiento de horarios, siempre que se acredite la superación de niveles acústicos legales mediante la realización de mediciones sonométricas, remitiendo las actuaciones a la Conselleria competente en caso de que el asunto rebase su competencia, sin residenciar ni declinar dicha competencia municipal en la ciudadanía. 3.- Que se incrementen las actuaciones de oficio de la Policía Local en dicha zona, para prevenir las actividades ilícitas de consumo de sustancias prohibidas, incluido el alcohol, en la vía pública, contaminación acústica, micciones y deposiciones, altercados, concentraciones de personas en horas de sueño de los vecinos que se ve alterado por voces inadecuadas.

7 Lo que se le comunica para que, en el plazo máximo de un mes, nos informe si acepta la citada recomendación o, en su caso, nos ponga de manifiesto las razones que estime para no aceptarla, y ello, de acuerdo con lo prevenido en el Art. 29 de la Ley 11/1988. Para su conocimiento, le hago saber, igualmente, que, a partir de la semana siguiente a la fecha en la que se ha dictado la presente resolución, ésta se insertará en la página web de la Institución. Agradeciendo por anticipado la remisión a esta Institución del preceptivo informe, le saluda atentamente, José Cholbi Diego Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana

Sitemap