APOSTAR POR EL CAMBIO DE HÁBITOS ESPECIAL ALIMENTACIÓN SALUDABLE


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "APOSTAR POR EL CAMBIO DE HÁBITOS ESPECIAL ALIMENTACIÓN SALUDABLE"

Transcripción

1 ESPECIAL ALIMENTACIÓN SALUDABLE 20 DE ABRIL DE 2018 APOSTAR POR EL CAMBIO DE HÁBITOS MÁS CONSCIENTES Cada vez son más los consumidores que reeducan y mejoran su conducta alimentaria NUEVAS TENDENCIAS Las redes sociales actúan como elemento de difusión entre las generaciones jóvenes

2 II ALIMENTACIÓN SALUDABLE DIETA EQUILIBRADA Viernes, 20 de abril de MINUTOS COMER BIEN, UNA CUESTIÓN DE APRENDIZAJE FOTO: ARCHIVO Frente a un ritmo de vida frenético, cada vez son más los que intentan adaptarse y adoptar vías de alimentación saludable aptas para todos los bolsillos B. L. Levantarse, ir a trabajar y volver sin pensar en otra cosa que no sea meterse en la cama de nuevo. El día a día dentro de las ciudades y el ritmo laboral impuesto en la mayoría de puestos deja un tiempo muy limitado al cuidado de la alimentación, que no se suele encontrar en la lista de prioridades. Estas prisas se imponen en muchas ocasiones también en los hogares, lo que se traduce en poca o nula educación alimentaria. Uno de los mitos más extendidos, junto al de la falta de tiempo para cocinar, es que recurrir a la comida sana es más caro. Las modas, por supuesto, influyen mucho en las estanterías del supermercado, pero basar la dieta diaria en frutas y verduras es algo completamente asumible en un país como España. Girar hacia el lado sano implica aspectos completamente diferentes a la etiqueta light; se trata más bien de reeducar la conducta, apostar por la comida real y encontrar el equilibrio entre nutrientes. La concienciación frente a ello es cada día mayor, y muchos nutricionistas ya insisten en una nueva pirámide alimenticia que destierra los dulces, bollería y azúcares refinados -situados en lo alto de la antigua clasificación-, y los sustituye por grasas saludables como el aguacate o el aceite de oliva. Es esa misma pirámide la que apuesta por la llamada real food -ingredientes naturales sin procesar- y los procesados saludables -congelados o conservas-, primando frutas, verduras y cereales integrales. No es seguir una de esas conocidas dietas milagro, sino aprender a alimentarnos de forma correcta y disfrutar con ello. Todo cobra más sentido cuando se observan estadísticas; por ejemplo, las de un estudio realizado por la Universidad de York y publicado en Obesity Research & Clinical Practice. Según recoge, los jóvenes tienden a pesar un 10% más que sus padres a una edad similar sin cambiar sus hábitos de alimentación o ejercicio. Las razones de esta subida, según Jennifer Kuk, al frente de la investigación, tienen que ver con los químicos añadidos a los alimentos y el cambio de la microbiota de los cuerpos más jóvenes, debido entre otras cosas a la falta de productos naturales en la dieta y la presencia de endulzantes procesados. Dar el paso hacia la comida sana es más fácil de lo que parece. En la era de las redes sociales, Instagram o Facebook son herramientas muy potentes; en ellas, muchos usuarios -gran parte de ellos con formación específica- se vuelcan en colgar recetas, explicar trucos de alimentación y de conservación e incluso analizar la composición de cada alimento o sugerir los elementos óptimos en cada carro de la compra según el nivel adquisitivo. A esta cantidad ingente de información se suma el esfuerzo de muchas marcas y proveedores, que están adaptando y haciendo evolucionar sus productos para satisfacer a un cliente cada vez más concienciado. La educación alimentaria es vital en las etapas tempranas. ARCHIVO Los primeros pasos importan Educar en base a una alimentación saludable no solo es vital durante los años de crecimiento, también es una de las piezas clave que marca la salud tras la adolescencia. Que los pequeños comen lo que ven en casa es algo en lo que coinciden la mayor parte de los pediatras. «Los padres son los que marcan los estilos de vida. Hasta los diez años, hay que poner el máximo acento en que los niños vean prácticas saludables», explica Javier Aranceta, doctor en medicina y nutrición y autor de Cómo hablar de alimentación y salud a los niños (Nerea). Aprender a alimentarse de forma variada y sin prisas es un plus para su salud futura. 1,7 millones de vidas anuales se salvarían, según la OMS, si aumentase el consumo de vegetales. LAS CLAVES Tres gestos fáciles y efectivos Reducir el azúcar. Sustituir refrescos por agua y evitar productos cargados de azúcar añadido son dos primeros pasos muy notables. Comer fruta y verdura. Se ha repetido hasta la saciedad, pero merece la pena volver a insistir en ello: añadir frutas y verduras a la dieta es vital; si son de temporada, además, también es un punto a favor para cualquier bolsillo. Poco procesados. Apostar por ingredientes naturales es clave para preservar la salud. A la hora de cocinarlos, mejor a la plancha, hervidos o al horno. 57,2% d el gasto en alimentación se destinó a producto fresco en España en 2016, según Mercasa

3 20MINUTOS Viernes, 20 de abril de 2018 III ESPECIAL DANONE Innovación y sabores con la salud como prioridad El yogur está viviendo una nueva era. Desde hace un siglo ha sido postre y merienda de referencia para muchos, y con las nuevas tendencias culinarias ha pasado también a acompañar a platos cada vez más elaborados y a desayunos de todo tipo. La naturalidad del yogur y su simplicidad son las claves de su éxito; una de sus ventajas principales, que combina con todo tipo de alimentos, como reivindicó Saúl Craviotto, ganador en la última edición de Masterchef Celebrity y encargado de presentar las últimas novedades de Danone. «El yogur es un alimento de buena calidad y nutritivo», aseguró durante un showcooking en el que mostró cómo incluirlo en diferentes recetas; «combina bien con frutas, cereales o vegetales», indicó. Pero por qué el yogur es bueno para nuestra salud? Según los expertos, es una fuente excelente de proteínas y nutrientes esenciales como calcio, magnesio y potasio; además contiene bacterias beneficiosas que cuidan nuestras defensas y favorecen la digestión. Añadir yogur a una dieta saludable es altamente recomendable, y elegir las opciones sin azúcares añadidos y bajas en grasa, cada vez más fácil. Además, es un alimento que se puede incluir de forma fácil en el desayuno desde edades muy tempranas, etapa vital a la hora de educar los hábitos hacia alternativas saludables. Ese es, precisamente, uno de los puntos de actuación de las últimas iniciativas sociales de Danone. Junto a la Fundación Ashoka, promueve hábitos de alimentación saludables y sostenibles en la infancia dentro del ámbito escolar mediante la iniciativa Alimentando el cambio. Ese cambio se instaura fuera, pero comienza dentro. Cada vez son más las compañías que revisan la composición de sus productos para adaptarse a consumidores cada vez más concienciados con su salud. Es el caso de Danone, que lleva años trabajando en la mejora del perfil nutricional de su oferta; del estudio derivan los nuevos productos que presenta durante esta temporada, y que guardan un punto en común: apostar por los ingredientes naturales y minimizar el uso de azúcares o edulcorantes artificiales. Saúl Craviotto fue el encargado de presentar en un showcooking las novedades de Danone. DANONE El yogur es un complemento ideal en el desayuno de los más pequeños Alternativas vegetales al yogur NUEVA GAMA DE OPCIONES «Nacimos en 1919 fabricando yogur, y hoy más que nunca seguimos apostando por su potencial y por todo lo que puede ofrecer este alimento», explica Cristina Kenz, vicepresidenta de marketing de Danone Iberia. Esta primavera presentan un total de 21 nuevas referencias. Dentro de los estrenos, cobra especial importancia una nueva línea de desnatados, Light & Free, gama de productos triple cero: 0% materia grasa, 0% azúcares añadidos y 0% edulcorantes artificiales; dentro de la misma se encuentra también el primer Skyr de Danone, un lácteo fermentado que oscila entre el yogur y el queso y que está disponible en dos sabores: frutas tropicales y arándanos. También hay espacio en su nueva variedad para personas activas y deportistas gracias a YoPRO, yogures con un alto contenido en proteínas y bajos en grasas. De cara al verano presentan además un abanico de opciones dentro de los yogures bebibles, idóneos para los meses de calor. Danone es la séptima empresa alimentaria del mundo, por lo que su esfuerzo en adaptarse a las nuevas tendencias y exigencias nutricionales servirá de inspiración a cantidad de productores en todo el globo. Además, la compañía mantiene un compromiso con el entorno en el que desarrollan su actividad; la leche que utiliza para su fabricación en España, por ejemplo, procede de 300 ganaderías nacionales de proximidad. Existen productos frescos vegetales que se pueden combinar de forma similar a un yogur y son aptas para dietas que no incluyen alimentos de origen animal. Es el caso de Alpro, marca presente en 54 países, que desembarca en España de la mano de Danone para dar alternativas de procedencia 100% vegetal. La oferta incluye, entre otros productos, un formato de 500 gramos ideal para combinar con frutas, semillas y cereales en el desayuno. Está disponible en tres variedades: sabor natural, con avena y con coco. También llega a las estanterías del supermercado un formato de 125 gramos que combina el sabor natural con distintas variedades de fruta: arándanos y frutos rojos; naranja, lima y limón; y melocotón, piña y maracuyá. Completan la oferta una gama de postres con vainilla y chocolate negro. EL YOGUR BEBIBLE MÁS NATURAL Danone saca al mercado cinco variedades de yogur líquido sin conservantes ni aromas artificiales. LIBRE DE AZÚCARES Y GRASA La gama Light & Free triple cero, con 0% materia grasa, 0% azúcares añadidos y 0% edulcorantes. ENTRE EL YOGUR Y EL QUESO El primer Skyr de Danone, dentro de la gama triple cero, estará disponible en dos sabores.

4 IV ALIMENTACIÓN SALUDABLE ROMPER CREENCIAS Viernes, 20 de abril de MINUTOS Mitos y leyendas de la alimentación: qué hay que comer Los cambios en los estilos de vida han suscitado la permuta, no siempre adecuada, de nuestros hábitos alimentarios COMIDA RÁPIDA Y SALUDABLE? SÍ, POR FAVOR El tiempo que se destina a cocinar cada vez es menor, y la comida rápida ha sido la solución durante años. Sin embargo, la salud se ha impuesto en esta fórmula BLANCA USÓN Aunque la propuesta de restauración impulsada y desarrollada por Ferran Adrià apenas tuvo una década de recorrido, el concepto que este gurú de la cocina de vanguardia acuñó para describirla, Fast Good, ha dejado su poso en la filosofía alimentaria actual: plantarle cara a las apretadas rutinas y, sin perder la rapidez de esta fórmula, apostar por recetas más saludables. El profesor universitario y actual presidente de la Fundación Alimentación Saludable, Jesús Román, apoya esta prescripción: «En la vida no siempre podemos hacer todo lo se considera óptimo, y a menudo nos debemos conformar con un mal menor. En alimentación, con nuestro estilo de vida, muchas veces podemos hacer perfectamente dietas saludables pero con platos y menús realizados de forma rápida. Y eso sin menoscabo de sus virtudes nutritivas», asevera. Claro que esta filosofía no exime al consumidor olvidar «el puchero de toda la vida ni las cocciones a fuego lento», aclara. «Lo importante es adaptar la dieta mediterránea al mundo actual y que no nos falten los alimentos significativos que la constituyen». LA ORGANIZACIÓN, ESENCIAL Para el doctor Román es esencial seguir reglas sencillas para disfrutar de comidas rápidas y saludables. «Hay que pararse a pensar y programar, tener una buena despensa - comprar bien- y un calendario de comidas», explica, pues hay «platos que se pueden cocinar en cantidades mayores y utilizar el exceso para otras ocasiones». Además, si no se puede cocinar a diario hay «ciertos alimentos ya preparados -conservas de pescado, de legumbres ya cocidas o verduras congeladas- que son útiles y nutritivos», destaca Román, quien recalca que «hay que leer bien las etiquetas de lo que compramos». Aconseja a las personas que tienen poco tiempo para comer pero buscan dietas saludables «interesarse en sí mismos, en su cuerpo y en su salud. No hay que esperar nunca a tener sobrepeso, colesterol alto o tensión alta para cuidarse», concluye. B. USÓN La buena alimentación se ha impuesto como un requisito indispensable de la vida ordenada y el bienestar. Una realidad que, sin duda alguna, tiene grandes ventajas para todos los consumidores, pero que también ha conseguido situar esta actividad en el centro de la polémica sanitaria en innumerables ocasiones. Este interés suscitado ha favorecido la aparición de mitos y errores muy extendidos que se han convertido en falsos milagros dietéticos, excluyendo, por ejemplo, alimentos básicos de las comidas -como el pan, el agua o algunas carnes- o invitando a seguir regímenes estrictos que pueden desembocar en una malnutrición. LOS EXPERTOS ADVIERTEN... Desde InfoAlimenta, iniciativa de la Fundación Alimentum gestionada por la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), destacan que no hay «alimentos buenos o malos, sino dietas nutricionalmente equilibradas o desequilibradas», y en nuestras manos está la posibilidad de plantar cara a dietas milagro o bulos alimentarios para asegurar un estado óptimo de salud. Recomiendan, de manera general, regirse siempre por el principio de «cinco comidas al día, aunque el número depende de las costumbres, estilo de vida y condiciones de trabajo de cada persona». Para advertir de los peligros que conlleva seguir los consejos erróneos que circulan por la red en lugar de ponerse en contacto con expertos, desde InfoAlimenta brindan un extenso decálogo de mitos y verdades alimentarias -algunos de los cuales se detallan en el cuadro anexo-, que conviene conocer con detalle para no perjudicar la salud. «El secreto está en seguir una dieta equilibrada, variada y moderada y practicar actividad física a diario», apuntan en la web de la entidad. HAY QUE SABER Mitos... Gluten free. Al contrario de lo que pudiera parecer, estos productos no son más ligeros ni poseen menos calorías: solo ofrecen ventajas nutricionales a las personas celíacas. La fruta engorda. Siempre tiene las mismas calorías por pieza, sin importar el momento del día en el que se disfrute, aunque debido al aporte de fibra aumenta la sensación de saciedad si se consume antes de comer. Los huevos. Su color no influye en su valor nutritivo, pues solo depende de la raza de gallina. Tampoco es recomendable lavarlos al comprarlos, ya que su cáscara es porosa y puede acumular microorganismos perjudiciales.... y verdades Conservas saludables. Aunque los alimentos procesados tienen mala fama, no todos son perjudiciales. Esta denominación puede indicar que han sido modificados para su conservación, como es el caso de las latas. Sí a las grasas. Son la principal fuente de energía de nuestra dieta y ayudan a transportar algunas vitaminas. No obstante, no todas son iguales: hay que reducir las saturadas y las trans, y aumentar las poli y las monoinsaturadas. Los congelados. Si se sigue el proceso de congelación adecuado, el efecto en los valores nutricionales y en las características y propiedades de los alimentos son mínimos. FOTO: ARCHIVO

5 20MINUTOS Viernes, 20 de abril de 2018 ALIMENTACIÓN SALUDABLE ARTE CULINARIO V EL COMENSAL DEL SIGLO XXI: CÓMO ES? Gracias al movimiento foodie, la diversidad culinaria se percibe como una necesidad B. USÓN Comer se ha comido siempre. Sin embargo, no ha sido hasta hace unas décadas cuando esta función vital se ha convertido en un auténtico arte en el que cada paso es importante, desde el origen de las materias primas hasta el ritual de degustación y maridaje, pasando, inevitablemente, por su elaboración. Enarbolando este estandarte están los foodies, unos auténticos amantes del colosal mundo de la gastronomía que disfrutan de la cocina en todas sus variantes, siempre que sea de calidad y beneficiosa para nuestro organismo. SOMOS LO QUE COMEMOS? Después de una etapa oscura marcada por la llamada «adicción» -forzada por las rutinas imposibles- a las grasas saturadas y a la comida rápida, la globalización, las nuevas tecnologías y la concienciación de las autoridades sanitarias han impulsado una forma de vida más saludable que se refleja en lo que se sirve en la mesa. Así, han surgido diversos perfiles de comensales que se preocupan de qué, cómo y de dónde viene lo que ingerimos. Veganos y vegetarianos, defensores de los productos de cercanía, comensales que apuestan por la dieta omnívora o que han sabido darle la vuelta al concepto de comida rápida son los principales representantes de las nuevas tendencias gastronómicas. Aunque no comparten las mismas premisas, todas confluyen en la filosofía foodie. Además, el cuidado por enfermedades extendidas que antes no se trataban -como intolerancias, celiaquía o diabetestambién ha influido en las costumbres y hábitos alimentarios, dando paso a un nuevo tipo de consumidor al que no solo le preocupa disfrutar de un manjar, sino que este concuerde con su forma de vida. VEGANO: NADA DE ORIGEN ANIMAL FLEXITARIANOS: EL OMNÍVORO 3.0 LOCALTARIANOS: SOLO PRODUCTOS DE CERCANÍA FASTGOODIE : COMER RÁPIDO PERO SANO CELÍACOS: INTOLERANCIA AL GLUTEN DIABÉTICOS: INTOLERANCIA A LA GLUCOSA ➊ HUMUS ROSA ➋ TATAKI DE ATÚN ➌ PARRILLADA DE KM 0 ➍ BUDDHA BOWL ➎ TORTITAS DE PLÁTANO ➏ TARTA DE QUESO 300 gr. de garbanzos cocidos El zumo de medio limón Una cucharada de tahín Un diente de ajo Media cucharada de comino 160 gr. de remolacha Una pizca de sal Un chorro de aceite de oliva Semillas de sésamo Con la ayuda de una batidora, triturar los garbanzos cocidos junto con el zumo de limón, el tahín, el ajo, el comino, la remolacha y la sal. Batir hasta conseguir una mezcla de color homogéneo (rosa intenso). Lograda la pasta rosa, corregir la textura con agua hasta dar con la densidad deseada. Enfriar en la nevera envuelto en film para que los sabores y aromas se asienten. Decorar con aceite de oliva y semillas de sésamo. 200 gr. de lomo de atún rojo 75 ml. de salsa de soja 35 ml. de vinagre de arroz Jengibre en polvo Una cucharada de sésamo Aceite de oliva Sal en escamas Cortar el lomo de atún en filetes de medio centímetro de grosor y cuatro de largo. Marinar el pescado durante quince minutos en una mezcla preparada previamente con el vinagre de arroz, la salsa de soja, una cucharadita de jengibre en polvo y un poco de sal. Mientras reposa el atún, tostar las semillas de sésamo para después añadirlas al marinado. Pasados los quince minutos, sacar el atún de la salsa, y en una buena sartén a fuego fuerte marcar los lomos. Dos zanahorias medianas Medio puerro Un calabacín Un cuarto de calabaza Una berenjena Seis espárragos trigueros Dos tomates verdes Sal gorda y aceite de oliva Salsa romesco Preparar la mise en place de las verduras cortando las zanahorias y el puerro en bastones y en rodajas el calabacín, la berenjena y los tomates. Calentar una parrilla a fuego fuerte tras haberla pintado con aceite y añadido sal gorda para que se tueste. Bajar el fuego, colocar los bastones y pulverizar con aceite. Darles vueltas hasta que comiencen a ablandarse. Entonces, añadir el resto de verduras hasta que cojan el color y textura deseados. Dos tazas de garbanzos 400 gr. de salmón ahumado Un aguacate Tomates cherry Mezcla de lechugas y brotes Cebolla roja Medio pepino Un yogur griego natural Una rama de romero Aceite de oliva, sal y pimienta Aliñar los garbanzos ya cocidos con aceite, sal y pimienta y colocar en la base del bol. Confitar el salmón en aceite con romero a baja temperatura hasta que coja un tono rosado y añadir a los garbanzos. Cortar los aguacates, la cebolla y el pepino en ruedas e incorporar con los tomates, el mezclum y los brotes. Listos todos los ingredientes en el bol, preparar una salsa fría con el yogur griego, aceite y pimienta. Seis plátanos maduros Dos cucharadas de azúcar Dos huevos grandes Un chorrito de anís Media cucharadita de canela Mantequilla Miel de flores Frutos secos para el topping Trocear los plátanos y meter en un cuenco durante un minuto al microondas. Agregar el azúcar, la canela en polvo, los dos huevos y el anís y mezclar hasta conseguir una masa fina y muy ligada. Calentar mantequilla en una sartén pequeña a fuego medio hasta que se derrita. Con ayuda de un cazo, llenar todo el fondo con la mezcla hasta que se dore y se le pueda dar la vuelta. Repetir el proceso hasta acabar la masa. Decorar con la miel y los frutos secos. 170 gr. de margarina 300 gr. de galletas María sin azúcar Dos cucharadas de endulzante 700 gr. de nata líquida baja en grasa 300 gr. queso de untar light Dos sobres de cuajada Mermelada de fresas Triturar las galletas en la batidora e incorporar la margarina derretida en el microondas. Cubrir el fondo de un molde y dejar enfriar. Mezclar en una olla la mitad de la nata con la cuajada hasta conseguir una masa homogénea. Añadir el queso de untar y la nata restante. Cuando la mezcla empiece a hervir, retirar del fuego y añadir a la base de galletas. Dejar reposar. Introducir en el frigorífico durante dos horas. Antes de comer, decorar con mermelada. Preparación: 30 minutos Calorías: 129 kcal Precio: 5 Preparación: 40 minutos Calorías: 270 kcal Precio: 14 Preparación: 45 minutos Calorías: 75 kcal Precio: 8 Preparación: 30 minutos Calorías: 400 kcal Precio: 15 Preparación: 35 minutos Calorías: 52 kcal Precio: 6 Preparación: 30 minutos Calorías: 320 kcal Precio: 6

6 VI ALIMENTACIÓN SALUDABLE MÁS QUE TENDENCIAS Viernes, 20 de abril de MINUTOS LA VIDA SANA NOMBRES PROPIOS Quiénes llevan los perfiles más healthy? TAMBIÉN ES CUESTIÓN DE INFLUENCERS Los perfiles de Instagram dedicados a la alimentación saludable se han convertido en una fuente de ideas a la que se suman cada día más adeptos BEA LANGREO Se puede aprender a comer sano con Instagram a modo de herramienta. Aunque la ayuda de un profesional es necesaria en algún caso y recomendable en otros tantos, la red social está cargada de inspiración, recetas y consejos que hacen más llevadero -y bastante más visual- el cambio de hábitos. Una de las primeras ideas que se transmite en la mayoría de estas cuentas, muchas veces complemento de blogs con nutricionistas tras las teclas, es que comer bien algo a incorporar en el día a día. No se dedican a proponer dietas, sino a sugerir alternativas saludables basadas en alimentos naturales y a romper mitos a golpe de fotografías que retratan platos de lo más apetecible. Dentro de la lista infinita de usuarios a seguir, hay opciones para todos los gustos tanto dentro como fuera de nuestro país. A nivel internacional, destacan nombres como la británica Natasha Corrett, chef con cuatro libros publicados que usa Instagram como ventana para compartir sus últimas recetas; Ella Mills, que supera el millón de seguidores en su donde muestra platos como brownies o hamburguesas en su versión más sana; o las hermanas Jasmine y Melissa Hemsley, que se han ganado a la comunidad gracias al giro saludable que dan a infinidad de alimentos. En España también existe una pareja de hermanas volcadas en el modo de vida heal- Ani y Sara Martínez Sara y Ani, más conocidas como Fit Happy Sisters, comenzaron su periplo virtual cuando abrieron, hace ya unos años, un blog de cocina para mostrar que puede optar por lo saludable sin estar a dieta. «La comida sana no se limita a ensaladas sosas y pechuga a la plancha», cuentan en su carta de presentación. El éxito de sus dos libros (La vida sin dietas y No hagas dieta nunca más) y su número creciente de seguidores (casi en Instagram) les dan la razón. Gina Estapé La barcelonesa Gina Estapé creó hace unos años una cuenta de Instagram dedicada íntegramente a la comida sana. Su interés creciente por el impacto de la alimentación en la salud hizo que diese el paso hacia la dietética, formación que ha compatibilizado con recetas basadas en alimentos de calidad, naturales, sin azúcares ni aditivos. Su objetivo: «Contribuir a hacer llegar al mayor número de gente posible un estilo de vida saludable». thy. Fit Happy Sisters, tras el que están las valencianas Ani y Sara, es uno de los blogs de alimentación más seguidos a nivel nacional. Lo que comenzó como un recetario online se ha extendido ya a una comunidad que supera los seguidores en Instagram; en sus posts presentan un giro saludable a platos como la pasta, la pizza e incluso las torrijas. Es la misma línea que sigue Gina Estapé, al frente de My Healthy Bites. «Al principio subía fotografías de platos a Instagram para dar ideas de comidas saludables», explica. Debido a la demanda creciente de sus miles de seguidores, decidió abrir un blog para compartir las recetas. Su principal apuesta? «La comida de verdad», asegura. «Es importante optar por productos frescos del mercado, debería ser una regla para todos los estilos de vida». Coincide con ella Carmen Roldán en Instagram): «Es mejor dejar de mirar la etiqueta de los productos que consumimos, y centrarnos en comerlos frescos y sin procesar», explica. «Hay que Carmen Roldán Carmen es asmática, condición que le hizo tener «miedo» del deporte durante años. Cambió la visión al conocer a su pareja, un amante del running que animó a que se calzase las deportivas. Ese recién descubierto amor por la actividad física hizo que, poco a poco, se fuese interesando en el complemento que la alimentación aporta. Tiene casi seguidores en Instagram, pero rechaza el término Influencer: «me gusta inspirar, no influir», explica a 20minutos. comer siendo conscientes de que es algo importantísimo para nuestra salud, no hacerlo por ningún objetivo físico», matiza; «ahí está el fallo fundamental de las dietas milagro». Esa mejora en la calidad de vida es la razón principal para revisar los hábitos de alimentación: «Lo fundamental es querer», sentencia. Rocío Graves, responsable de la web Let It Be Cosy, plantea un mensaje similar: «El primer paso es tener muy claro el por qué. Si viene desde el amor hacia ti mismo, desde el quiero en lugar Rocío Graves La relación de esta mallorquina con la alimentación saludable -en su caso, basada en los vegetales- comenzó cuando, tras un diagnóstico de enfermedad de Graves, se replanteó su forma de comer y giró hacia alternativas beneficiosas tanto para su entorno como para su salud. En su web Let it Be Cosy comparte recetas tan exquisitas como la fotografía que las acompaña, un cuidado que traslada también a su cuenta de Instagram homónima. del debería, el camino será mucho más fácil», plantea, aunque a veces parezca una carrera de obstáculos. «Cuando uno sale de casa, encuentra muchísimas situaciones en las que la opción más fácil no es saludable. Este estilo de vida requiere compromiso y paciencia, pero la recompensa es maravillosa». Para compartir experiencias y aprender existen sesiones como las que ella misma organiza, llamadas Cosy Gatherings y destinadas a degustar comida orgánica de base vegetal. Comer en bol, la moda gastronómica más equilibrada El poké, cuenco inspirado en la gastronomía hawaiana. LUNWERG Instagram es un hervidero de tendencias ordenadas mediante hashtags, y en el aspecto gastronómico, la etiqueta #bowl se sitúa a la cabeza, con más de dos millones de publicaciones registradas. Comer en cuenco se ha transformado en una moda, y el éxito creciente del concepto ha hecho que hasta tenga sus propios títulos en las estanterías españolas, pero es realmente sano? En primer lugar, hay que tener en cuenta la llamada bowl food no se centra en el recipiente, sino en el contenido, normalmente variado, colorido y cargado de vegetales. Es en ese aspecto en el que inciden nutricionistas como Carla Bernabeu. «Es una forma sana de comer, porque suelen añadirse macronutrientes esenciales», cuenta, aunque matiza que «la presentación y los colores en el plato» juegan un papel esencial en su atractivo, ya que «una ensalada normal no llama tanto la atención». Dentro de la cocina emplatada en cuencos hay algunas variaciones, aunque los vegetales siempre prevalecen; estas son las opciones más populares. SMOOTHIE BOWL Hace ya unos años, las cuentas de las celebrities comenzaron a llenarse de boles de desayuno en los que se desterró para siempre la mezcla de leche y cereales. En su lugar se encuentran visuales combinaciones de vegetales, lácteos y proteínas, que incluyen desde kale -o col rizada- a bayas de acai o frutas comunes como la fresa o el plátano. Si se elige bien, son una gran fuente de nutrientes. BUDDHA BOWL La tradición budista cuenta que los monjes caminan, cada mañana, con un bol vacío que llenan con la comida ofrecida por los habitantes del lugar que peregrinan. Aunque ese es el origen del término buddha bowl, lo cierto es que hoy se asocia a una tendencia cada vez más arraigada: esos visuales cuencos llenos de verduras al vapor o crudas, grano -cereales, quinoa...-, legumbres y frutos secos. Todos esos elementos constituyen un plato único basado en alimentos cocidos o al natural que aportan proteína, hidratos de carbono y lípidos saludables. POKÉ BOWL Esta vez la idea procede de Hawaii y Asia. Los poké bowls son cuencos tropicales que suelen estar compuestos por pescado, vegetales y distintos tipos de algas y semillas. Esta vertiente gastronómica ya tiene hasta su propio libro de recetas en español: Poké, de Celia Farrar y Guy Jackson (Lunwerg).

7 20MINUTOS Viernes, 20 de abril de 2018 VII

8 VIII ALIMENTACIÓN SALUDABLE CULTIVOS ECOLÓGICOS Viernes, 20 de abril de MINUTOS EL SABOR AUTÉNTICO SE QUEDA EN CASA Con o sin jardín, los huertos ecológicos privados y comunitarios son una gran opción para cultivar y degustar vegetales frescos de temporada B. L. Quién no ha escuchado alguna vez eso de que el sabor de los tomates es mejor cuando vienen del pueblo? Aunque la ciudad se asocie a la alimentación procedente del supermercado, cada vez son más los que renuncian al concepto de compra tradicional, al menos en lo que a vegetales se refiere. Los huertos urbanos están en su mejor momento. Los defensores de cultivar el producto desde cero hablan de una vuelta a la naturaleza y un giro hacia la sostenibilidad, pero también de degustar un producto natural que conserva intactas sus propiedades nutricionales. Las opciones a la hora de elegir la horticultura urbana son diversas, y el primer paso es desterrar mitos como que solo las personas con un gran jardín pueden disfrutar de sus propias verduras y hortalizas. Por supuesto que pueden -y de hecho, el equipamiento a la venta en distintas tiendas de bricolaje es cada vez más variado-, pero cualquiera tiene la posibilidad optar por el alquiler de una parcela dentro de un huerto urbano, que se cuentan por decenas en ciudades como Barcelona, Valencia o Madrid. Si se elige esta última opción, los responsables del huerto suelen aportar las directrices, el material necesario para plantar y, en algunas ocasiones, incluso un servicio de cuidado optativo para los que no puedan ocuparse de sus cultivos en momentos concretos. En caso de poder instalar un huerto en casa, ya sea en una parcela o en una terraza, es importante tener en cuenta una serie de factores. El primero y uno de los más importantes es el mes en el que comienza el cultivo. Aunque hay productos, como la lechuga, que sobreviven todo el año, la mayoría tienen una época óptima. Es el caso de las frutas como la fresa, que ha de ser plantada en verano; o el tomate, cuyo cultivo óptimo empieza en los meses de frío. Una vez consultados los ciclos de cada vegetal, es hora de elegir el lugar idóneo para cultivar, que debe ser una zona con, al menos, menos cinco horas de sol al día. También de hacerse con material útil, como un compost ecológico -puede fabricarse en casa a partir de residuos-, unas macetas con las dimensiones apropiadas o una mesa de cultivo y un sistema de riego -por goteo o manual son los más eficientes-. Entre los defensores de la iniciativa hay administraciones como el Ayuntamiento de Madrid o Barcelona, abanderados de esta alternativa a la compra. «Las grandes ciudades son entornos con demasiado consumo, demasiados residuos y demasiado cemento», explican desde la división de Educación Medioambiental del consistorio madrileño. «Dentro de ese sistema, los jardines, las terrazas e incluso una simple maceta aportan un toque de naturaleza». Ese cambio se vive todavía más si, además de cultivar, se puede llegar a consumir un producto en lugar de comprarlo en el supermercado. Las distintas redes municipales han puesto sobre la mesa en numerosas ocasiones la infinidad de beneficiosdel cultivo ecológico, además de los ambientales y alimenticios, tal y como explican desde la división de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid. «Los huertos comunitarios suelen ser espacios que permiten el contacto con la naturaleza», explican. «Además, constituyen una gran herramienta para educar a los más pequeños en la sostenibilidad». Desde la sección medioambiental de Barcelona hacen referencia a los mayores: «Se crean nuevas relaciones y mejoran su calidad de vida gracias a la actividad física», argumentan. PARA EMPEZAR Cultivos perfectos para principiantes Acelgas. El principal beneficio de este cultivo es que no presenta problemas relacionados con plagas. Además, se puede cultivar durante casi todo el año. Rábanos. Es uno de los cultivos más fáciles y con cosecha más rápida: su desarrollo abarca tan solo cuatro semanas y puede plantarse en cualquier época. Junto a la lechuga, es la opción perfecta para los más pequeños. Albahaca. Esta hierba es un cultivo primaveral de lo más completo: además de mejorar los platos tras ser cultivada, sirve para repeler a los insectos y actúa como aromática en cualquier jardín o balcón. Sus primeros brotes suelen aparecer en menos de dos semanas.

Sitemap