C. Simionato y M. Núñez

Advertisement
Documentos relacionados
Advertisement
Transcripción:

Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera CIMA/CONICET-UBA Protección Ambiental del Río de la Plata y su Frente Marítimo: Prevención y Control de la Contaminación y Restauración de Hábitats Proyecto PNUD/GEF RLA/99/G31 Informe CIMA/Oc-02-03 Septiembre 2002 C. Simionato y M. Núñez

PROCESOS QUE DETERMINAN LA VARIABILIDAD INVIERNO- VERANO EN EL FRENTE SUPERFICIAL DE SALINIDAD DEL RIO DE LA PLATA: UN ESTUDIO NUMERICO DE CASOS INFORME PRODUCIDO POR: Dra. Claudia G. Simionato Dr. Mario N. Núñez i

RESUMEN Estudios basados en datos históricos muestran que el frente superficial de salinidad del Río de la Plata exhibe una marcada estacionalidad. En este trabajo, a fin de determinar las causas de esta variabilidad, la posición del frente es estudiada por medio de simulaciones numéricas en las cuales se considera el efecto de los forzantes principales: mareas, descarga continental y vientos. Las simulaciones reproducen con éxito las características de la variabilidad observada e indican que la marcada diferencia entre los vientos medios entre estaciones es el factor dominante. En otoño-invierno la presencia de un mínimo en los vientos y la fuerza de Coriolis explican la deriva hacia el nor-noreste de las aguas del estuario; el efecto es ligeramente aumentado por un máximo en la descarga continental. En primavera-verano, los vientos predominantes del este explican la advección del agua dulce hacia el este. Las simulaciones indican que la posición media del frente a lo largo del año está poco afectada por las características del océano exterior. i

ÍNDICE 1. INTRODUCCIÓN... 1 2. DESCRIPCIÓN DE LAS SIMULACIONES NUMÉRICAS... 4 3. RESULTADOS... 10 3.1. El efecto de la variación estacional en la descarga continental... 10 3.2. El efecto de la marea... 10 3.3. El efecto de la variación estacional de la dirección e intensidad de los vientos 11 3.4. El efecto de la intensidad de la descarga en la posición del frente en invierno 13 3.5. El efecto de la salinidad exterior... 13 4. RESUMEN Y CONCLUSIONES... 18 REFERENCIAS... 20 ii

ÍNDICE DE FIGURAS Figura 1.1. distribución de la salinidad de superficie en la región del Río de la Plata en primaveraverano (panel izquierdo) y otoño-invierno (panel derecho) según revelan datos hidrográficos colectados a lo largo de 30 años. Adaptado de Guerrero et al., 1997, Figuras 4 y 5....3 Figura 2.1. Ubicación y batimetría del área de estudio. Las isobatas graficadas comienzan con la de 5 m, y van cada 5 metros hasta los 25 m de profundidad, cada 25 hasta los 200 m y cada 250 m hasta los 6000 m. La zona sombreada muestra la tierra y línea de costa tal como son vistas por el modelo. También se incluyen en la figura las principales localidades y accidentes geográficos citados en el texto...7 Figura 2.2. Descarga continental media mensual al Río de la Plata durante el período 1983-1992. Adaptado de Nagy et al., 1997....8 Figura 2.3: Esfuerzos del viento medios de verano (panel izquierdo) e invierno (panel derecho) para el área estudiada derivados de los reanálisis de NCEP para el período 1991-1995 e interpolado a la grilla utilizada en las simulaciones numéricas. Sólo se muestra uno de cada cuatro vectores; las unidades son dyn cm -2 (10-1 N m -2 )...9 Figura 3.1: Resultados de los tres conjuntos de experimentos forzados con la descarga continental (panel superior), descarga y mareas (panel central), y descarga, mareas y viento (panel inferior). Las imágenes de la izquierda corresponden a descargas y vientos representativos de la situación de verano, mientras que los de la derecha a situaciones de invierno. Las figuras muestran la salinidad de la primera capa del modelo después de 5 meses de simulación. Nótese que los intervalos de contorno no son regulares...15 Figura 3.2: Simulación con vientos de invierno, mareas y una descarga de 20000 m 3 s -1. La figura muestra la salinidad correspondiente al primer nivel del modelo; nótese que el intervalo de contornos no es regular...16 Figura 3.3: Similar a la Figura 3.1, pero en este caso la inicialización del campo de salinidad así como su condición de contorno están fijados en 35 en lugar de 33. Nótese que los intervalos de contorno no son regulares...17 iii

1. INTRODUCCIÓN El Río de la Plata está ubicado en la costa oriental de Sudamérica a aproximadamente 35º S, y drena hacia el Océano Atlántico las aguas el segundo sistema fluvial en importancia de Sudamérica, el sistema de los ríos Paraná y Uruguay; su descarga media es superior a los 22000 m 3 s -1 (Urien, 1967; Comisión Administradora del Río de la Plata, 1989; Nagy et al., 1997; Jaime et al., 2002). El Río está orientado de noroeste a sudeste y tiene forma triangular con 320 Km de largo entre el vértice y la base y 230 Km de ancho en la base, donde se comunica con el océano abierto. Framiñan et al. (1999), Framiñan y Brown (1996) y Guerrero et al. (1997) presentan descripciones completas de este sistema. Debido a la intensa descarga el estuario presenta, cuando se encuentra con el océano, un intenso y activo frente de salinidad seguido por una pluma de agua dulce cuya influencia puede rastrearse a gran distancia. El frente no sólo es importante para las pesquerías, sino que además modifica la circulación costera y las condiciones de mezcla y convección (Piola et al., 2000) con importantes implicancias oceanográficas. Un análisis de datos hidrográficos colectados a lo largo de 30 años (Guerrero et al., 1997; Framiñan et al., 1999) muestra que el frente superficial de salinidad exhibe una intensa variabilidad en la escala estacional, que parece estar controlada por el balance entre los vientos desde y hacia la costa, la descarga continental y la fuerza de Coriolis. Los datos indican la presencia de dos períodos claramente diferenciados que pueden apreciarse en la Figura 1.1 adaptada de Guerrero et al., (1997). Durante el otoñoinvierno (Figura 1.1, panel derecho), se observa una deriva hacia el NNE de las aguas del estuario a lo lardo de la costa uruguaya, que ha sido adjudicada (Guerrero et al., C. Simionato y M. Núñez Página 1

1997) a un balance entre los vientos desde y hacia la costa a lo largo de este período y a la presencia de un mínimo en la descarga continental. Recíprocamente, en primaveraverano (Figura 1.1, panel izquierdo), la presencia de agua dulce a lo largo de la costa Argentina hasta los 37º S y la penetración de aguas de plataforma hasta Punta del Este (Uruguay) se ha atribuido a la presencia dominante de vientos hacia la costa y un mínimo en la descarga continental. En este trabajo, por medio de un conjunto de experiencias numéricas orientadas al estudio de procesos, se analiza la influencia de los principales forzantes que se han propuesto como responsables de la variabilidad estacional del frente superficial de salinidad. El modelo 3-D baroclínico en ecuaciones primitivas Hamburg Shelf Ocean Model HamSOM/CIMA (Backhaus, 1983, 1985) es aplicado para analizar el efecto aislado y combinado de los forzantes bajo batimetría y línea de costa realistas. Como forzantes, se consideran el efecto de la variación estacional de los vientos y la descarga continental, así como el de las mareas. A pesar de las condiciones idealizadas, las simulaciones son capaces de capturar las características más importantes de la variabilidad observada. Los resultados indican que la mayor parte de la variabilidad observada en el frente superficial de salinidad puede ser asociada a los vientos, mientras que la descarga continental juega un rol menos importante. Las mareas contribuyen al sistema a través de la mezcla, extendiendo hacia el norte la influencia de la pluma de agua dulce. Las simulaciones indican asimismo, que las características de salinidad del océano exterior no son determinantes en la posición media del frente a lo largo del año. C. Simionato y M. Núñez Página 2

Figura 1.1. distribución de la salinidad de superficie en la región del Río de la Plata en primavera-verano (panel izquierdo) y otoño-invierno (panel derecho) según revelan datos hidrográficos colectados a lo largo de 30 años. Adaptado de Guerrero et al., 1997, Figuras 4 y 5. C. Simionato y M. Núñez Página 3

2. DESCRIPCIÓN DE LAS SIMULACIONES NUMÉRICAS El modelo HamSOM utilizado en nuestras simulaciones es un modelo ampliamente aplicado desarrollado en la Universidad de Hamburgo por Backhaus (1983, 1985). Se trata de un modelo tridimensional baroclínico en ecuaciones primitivas en coordenada vertical z escrito en la grilla C de Arakawa. Este modelo ha sido aplicado a muchas cuencas oceánicas alrededor del mundo (véase por ejemplo, Backhaus y Hainbucher, 1987; Rodriguez et al., 1991; Stronach et al., 1993), habiendo demostrado ser muy robusto para estudiar la dinámica de mares costeros. El dominio elegido para las simulaciones, que se extiende desde los 31.5º S hasta los 42º S y de 65.5º W a 51.5º W se muestra en la Figura 2.1, conjuntamente con la batimetría y línea de costa, tal como las ve el modelo. Como la base de datos de batimetría ETOPO5 contiene información poco realista en zonas costeras, mostrando extensas zonas someras a lo largo de la Plataforma Continental, la topografía se construyó combinando esta última base con datos proporcionados por el Servicio de Hidrografía Naval de Argentina para profundidades menores de 200 m. Entre 200 y 400 m ambas batimetrías fueron compatibilizadas por medio de técnicas de interpolación adecuadas. La resolución horizontal fue de 5 en latitud y 6.66 en longitud (aproximadamente 9 Km), lo suficientemente pequeña como para describir adecuadamente la dinámica asociada al problema, la batimetría del fondo y la línea de costa. Se utilizaron 13 niveles verticales con fondo en 6, 10, 15, 20, 40, 60, 100, 150, 250, 500, 1000, 3000 y 5500 m. La viscosidad turbulenta horizontal se fijó en 100 m 2 s -1 ; la viscosidad turbulenta vertical es computada por el modelo siguiendo la aproximación propuesta por Pohlmann C. Simionato y M. Núñez Página 4

(1991). El factor de fricción de fondo de 0.025 fue reducido a 1/5 de este valor para profundidades menores de 50 m en la región del Rincón de Bahía Blanca a fin de reproducir las amplitudes de marea observadas en el área, que está caracterizada por la presencia de un fondo barroso y grandes planicies de marea. El paso de tiempo fue de 10 minutos para todas las simulaciones. En las simulaciones se consideraron tres forzantes diferentes: vientos, descarga continental y mareas. Más del 97% del drenaje del Río de la Plata proviene de los ríos Paraná y Uruguay, que drenan dos cuencas diferentes. En períodos largos, la media no muestra una clara variabilidad estacional; aunque ambos ríos presentan una señal estacional, la variación es moderada y los ciclos son parcialmente opuestos y se compensan mutuamente. Aunque el flujo medio histórico de ambos ríos en conjunto es de aproximadamente 20000 m 3 s -1, durante décadas recientes (1961-1995), el flujo del río Paraná ha mostrado una tendencia creciente; desde 1978 aún años relativamente secos han sido más húmedos que la media histórica (Nagy et al., 1997). Durante el período 1983-1992, la descarga media ha sido de 25000 m 3 s -1, lo que representa un incremento del 25% respecto a valores históricos (Nagy et al., 1997). Además, a lo largo de ese período (Figura 2.2), la descarga muestra un claro patrón estacional, con un mínimo durante el período de verano de alrededor de 20000 m 3 s -1 y un máximo durante el invierno de aproximadamente 30000 m 3 s -1 durante el otoño y el invierno. Como la mayor parte de las observaciones oceanográficas se han tomado durante este período, estos últimos valores se han elegido como representativos de las dos estaciones para nuestras simulaciones. C. Simionato y M. Núñez Página 5

A fin de caracterizar los vientos de verano e invierno, se utilizó una climatología de los reanálisis de los esfuerzos del viento de NCEP para el período 1991-1995. El período de verano se define como Enero-Febrero y el invierno como Julio-Agosto. Una interpolación de estos datos a la grilla del modelo se muestra en la Figura 2.3; en ella es evidente la gran variación de los vientos entre la estación cálida y la fría sobre el área del Río de la Plata. Durante el verano los vientos medios son predominantemente del este (hacia la costa), mientras que durante el invierno existe un balance entre los vientos desde y hacia la costa, que produce un viento medio pequeño y del norte/noroeste. C. Simionato y M. Núñez Página 6

Figura 2.1. Ubicación y batimetría del área de estudio. Las isobatas graficadas comienzan con la de 5 m, y van cada 5 metros hasta los 25 m de profundidad, cada 25 hasta los 200 m y cada 250 m hasta los 6000 m. La zona sombreada muestra la tierra y línea de costa tal como son vistas por el modelo. También se incluyen en la figura las principales localidades y accidentes geográficos citados en el texto. C. Simionato y M. Núñez Página 7

Figura 2.2. Descarga continental media mensual al Río de la Plata durante el período 1983-1992. Adaptado de Nagy et al., 1997. C. Simionato y M. Núñez Página 8

Figura 2.3: Esfuerzos del viento medios de verano (panel izquierdo) e invierno (panel derecho) para el área estudiada derivados de los reanálisis de NCEP para el período 1991-1995 e interpolado a la grilla utilizada en las simulaciones numéricas. Sólo se muestra uno de cada cuatro vectores; las unidades son dyn cm -2 (10-1 N m -2 ). C. Simionato y M. Núñez Página 9

3. RESULTADOS 3.1. El efecto de la variación estacional en la descarga continental En un primer conjunto de experimentos numéricos se analiza el efecto de la variación de la descarga continental de invierno a verano. Se llevaron a cabo dos experimentos, comenzando con una salinidad en todo el dominio de 33, característica de las aguas de plataforma (Guerrero et al., 1997), el campo de temperatura fijó en 10º C y diferentes descargas continentales: 20000 m 3 s -1 para el caso de verano y 30000 m 3 s -1 para el caso de invierno. En los contornos del modelo la salinidad es fijada en 33 y la elevación de la superficie del mar en cero. La salinidad para la primera capa del modelo después de 5 meses de integración obtenida de esta manera de muestra en la Figura 4 a (verano) y b (invierno). Después de ese período, el agua dulce ha llenado la parte superior del estuario y se ha establecido un frente meandroso claramente influenciado por la topografía. La pluma de agua dulce se extiendo hace el norte a lo largo de la costa, desviada por la fuerza de Coriolis que actúa hacia la izquierda en el Hemisferio Sur. Aunque se observan algunas diferencias entre los casos de verano (Figura 3.1 a) e invierno (Figura 3.1 b), estando en este último caso la pluma más extendida hacia el norte y hacia agua más profundas, la diferencia no puede justificar la variabilidad observada. 3.2. El efecto de la marea Con el fin de evaluar el efecto de las mareas, se realizaron otras dos experiencias numéricas. En estos experimentos se impone una condición adicional para la elevación de la superficie libre en los contornos: la misma varía según la amplitud y fase la C. Simionato y M. Núñez Página 10

componente de marea M 2, que explica la mayor parte de la variabilidad asociada a mareas en la región, proporcionada por un modelo de mayor escala de la plataforma continental (Simionato et al., 2000, 2001). Los resultados correspondientes a la salinidad de la primera capa para estas corridas se muestran en las Figuras 3.1 c y d. Como resultado de la onda de marea y la mezcla asocias, la zona frontal se ha extendido y su influencia es observada mucho más río abajo a lo largo de la costa del Uruguay. En realidad, aunque el caso de verano (Figura 3.1 c) es muy distinto de las observaciones, el caso de invierno (Figura 3.1 d) exhibe claramente la mayor parte de las características relevantes mostradas por los datos históricos para este período. Algunos detalles importantes son la posición de las isohalinas de 25 y 30 sobre la costa Argentina y la curvatura en el frente de salinidad forzada por la batimetría frente a Punta del Este- Cabo Polonio (comparar con la Figura 1.1). Dado que en el invierno la intensidad media del viento es casi nula, este resultado está meramente anticipando que los vientos no juegan un rol importante durante ese período. 3.3. El efecto de la variación estacional de la dirección e intensidad de los vientos En un tercer conjunto de experimentos, el forzante del viento es incluido en las simulaciones. Los resultados correspondientes a la salinidad de la primera capa se muestran en las Figuras 3.1 e y f. En el caso de verano (Figura 3.1 e), el efecto de los vientos predominantes del este es producir un transporte de Ekman hacia el sur que desplaza el frente de salinidad hacia el oeste a lo largo de la costa uruguaya y hacia el sur a lo largo de la costa argentina. La similitud cualitativa y (a pesar de la simplicidad de las simulaciones) cuantitativa entre las figuras derivadas del modelo y los datos (Figura 1) es notable. Las isohalinas de 25 y 30 están localizadas ligeramente al oeste de C. Simionato y M. Núñez Página 11

Punta del Este en Uruguay y ligeramente al sur de Punta Rasa en Argentina. Este último resultado sugiere que la influencia de los sistemas exteriores no es relevante a la posición media del frente a lo largo del año. La única característica observada en los datos y no bien descripta por estas simulaciones es la presencia de una segunda pluma de agua dulce a lo largo de la porción norte de la costa uruguaya. Guerrero et al. (1997) han sugerido que esta pluma es debida a una deriva hacia el sur a lo largo de las costas de Brasil y Uruguay de agua dulce proveniente de la Laguna de los Patos. Esta laguna, ubicada a aproximadamente 32º S y no presente en nuestras simulaciones como fuente de agua dulce, es una laguna costera que tiene una descarga neta promedio del orden de los 8600 m 3 s -1 durante 200 días al año (Herz y Mascarenhas, 1993).La deriva hacia el sur sería mantenida por los vientos prevalecientes en verano (Pereira, 1989). A diferencia del caso de verano, el caso de invierno no muestra una diferencia significativa cuando se incluye el efecto del viento (comparar con la Figura 3.1 d). Este último resultado sugiere que el régimen de invierno se explica fundamentalmente como una combinación entre el volumen de la descarga y el efecto Coriolis que deflecta la pluma de agua dulce hacia el norte a lo largo de la costa. Dado que el viento medio es de intensidad pequeña durante esta estación, pero su dirección es casi del norte, la deriva de Ekman tiene una influencia pequeña pero positiva en la extensión de la pluma. La similitud tanto cualitativa como cuantitativa entre el modelo y los datos es sorprendente, siendo el modelo capaz de reproducir la posición de las isohalinas asociadas al frente (25 y 30) y su forma. Características sobresalientes son la presencia de una pluma con salinidad menor de 25 frente a Cabo Polonio (asociada probablemente a la batimetría) y la ubicación de las isohalinas de 25 y 30 cerca de Cabo San Antonio (Figura 1.1). C. Simionato y M. Núñez Página 12

3.4. El efecto de la intensidad de la descarga en la posición del frente en invierno Dado que la descarga continental parece ser el forzante principal durante el invierno, y los datos históricos no muestran una variación intensa de este parámetro a lo largo del año excepto durante la última parte del Siglo XX, una pregunta relevante es cuánto es afectada la posición del frente en invierno por una reducción en la descarga del río. En un intento por proporcionar una respuesta a este interrogante, se llevó a cabo otro experimento. En este caso, el modelo se corre forzado con mareas y vientos de invierno, pero la descarga se reduce a 20000 m 3 s -1. La salinidad correspondiente a la primera capa obtenida después de esta simulación se muestra en la Figura 3.2. Cuando se compara esta Figura con el caso con descarga de 30000 m 3 s -1 (Figura 3.1 f) y con las observaciones (Figura 1.1), se ve que aunque el esquema cualitativo se conserva, la ubicación de las isohalinas asociadas al frente así como la lengua frente a Cabo Polonio están mejor representadas en el caso de descarga más intensa. En el caso con descarga reducida la lengua de baja salinidad no es capaz de penetrar tanto como indican las observaciones (Figura 1.1). Dado que la mayor parte de las observaciones corresponden a la última parte del Siglo XX (Guerrero et al., 1997, Tabla 1), este resultado es en todo caso consistente y reafirma nuestras conclusiones. 3.5. El efecto de la salinidad exterior Una cuestión remanente es hasta qué punto están influenciados nuestros resultados por la elección de las condiciones exteriores de salinidad. A fin de analizar esta cuestión se realizó un nuevo conjunto de simulaciones en el cual la condición inicial y de contorno para la salinidad fue fijada en 35 en lugar de 33. Los resultados, mostrados en C. Simionato y M. Núñez Página 13

la Figura 3.3, no muestran apartamientos importantes respecto del caso anterior (Figura 3.1); las isohalinas que se asocian al frente de entre 25 y 30 conservan tanto su posición como su forma. Este resultado sugiriere que la variabilidad estacional del sistema no es dependiente de este factor, sino determinada principalmente por las mareas, los vientos y la descarga del río. C. Simionato y M. Núñez Página 14

Figura 3.1: Resultados de los tres conjuntos de experimentos forzados con la descarga continental (panel superior), descarga y mareas (panel central), y descarga, mareas y viento (panel inferior). Las imágenes de la izquierda corresponden a descargas y vientos representativos de la situación de verano, mientras que los de la derecha a situaciones de invierno. Las figuras muestran la salinidad de la primera capa del modelo después de 5 meses de simulación. Nótese que los intervalos de contorno no son regulares. C. Simionato y M. Núñez Página 15

Figura 3.2: Simulación con vientos de invierno, mareas y una descarga de 20000 m 3 s -1. La figura muestra la salinidad correspondiente al primer nivel del modelo; nótese que el intervalo de contornos no es regular. C. Simionato y M. Núñez Página 16

Figura 3.3: Similar a la Figura 3.1, pero en este caso la inicialización del campo de salinidad así como su condición de contorno están fijados en 35 en lugar de 33. Nótese que los intervalos de contorno no son regulares. C. Simionato y M. Núñez Página 17

4. RESUMEN Y CONCLUSIONES En este trabajo, el modelo tridimensional baroclínico HamSOM/CIMA es utilizado para realizar un conjunto de experimentos a fin de estudiar el efecto de la variabilidad estacional de los principales forzantes (descarga continental y vientos) sobre la variabilidad estacional observada en posición media del frente superficial de salinidad del Río de la Plata. Asimismo, y dado que las mareas son importantes en parte de la región estudiada, su efecto es incluido en las simulaciones. El modelo resuelve las ecuaciones primitivas en una grilla C de Arakawa en coordenada vertical z e incluye una batimetría y líneas de costa realistas. Los experimentos indican que la mayor parte de la estacionalidad del frente de salinidad es fundamentalmente debida a la variación estacional de los vientos, mientras que el cambio en la descarga continental tiene una influencia mucho menor. Las mareas juegan un rol importante produciendo mezcla y extendiendo la influencia de la pluma de agua dulce hacia el norte. La situación que muestran los datos en invierno se explica principalmente como una combinación entre el volumen de la descarga y el efecto Coriolis, que deflecta la pluma de agua dulce hacia el norte a lo largo de la costa. Dado que la intensidad media del viento es pequeña a lo largo de esta estación pero su dirección es costa afuera, el viento tiene un efecto pequeño pero positivo en la extensión de la pluma hacia el océano develada por los datos. Durante el verano, aunque el volumen de la descarga es lo suficientemente grande como para producir un efecto similar al observado en invierno, los vientos C. Simionato y M. Núñez Página 18

predominantes del este inhiben la extensión de la pluma y fuerzan el agua dulce hacia el oeste a lo largo de la costa uruguaya y hacia el sudoeste a lo largo de la costa argentina. Aunque los datos históricos no muestran una variación estacional intensa en la descarga continental, excepto durante la última parte del Siglo XX, nuestros resultados comparan mejor con los datos cuando esta variación se incluye en la simulación. Esto se debe probablemente a que la mayor parte de las observaciones fueron colectadas durante ese período. Finalmente, la influencia de la condición media exterior es analizada; los resultados sugieren que la variabilidad analizada del sistema es independiente de este factor, estando fundamentalmente dominada por los vientos locales y la descarga del río. C. Simionato y M. Núñez Página 19

Un estudio numérico de los procesos que determinan la variabilidad invierno-verano en el frente de salinidad del Río de la Plata REFERENCIAS Backhaus, J. O., A semi-implicit scheme for the shallow water equations for application to shelf sea modelling. Cont. Shelf Res, 2(4), 243-254, 1983 Backhaus, J. O. A three dimensional model for simulation of shelf sea dynamics. Deutsche Hydrographische Zeitschrift. 38(H.4), 164-187., 1985 Backhaus, J. O. y D. Hainbucher. A finite difference general circulation model for shelf sea and its applications to low frequency variability on the North European Shelf. En: Three dimensional model of marine and estuarine dynamics. J. C. Nihoul and B. M. Jamars, editors. Elsevier Oceanographic Series. 45, Amsterdam, 221-244, 1987 Comisión Administradora del Río de la Plata, Estudio para la evaluación de la contaminación en el Río de la Plata. Comisión Administradora del Río de la Plata, Montevideo-Buenos Aires, 1989 Framiñan, M.B y O.B. Brown, Study of the Río de la Plata turbidity front, Part I: spatial and temporal distribution, Cont. Shelf Res., 16(10), 1259-1282, 1996 Framiñan, M.B., M.P. Etala, E.M. Acha, R.A. Guerrero, C.A. Lasta y O.B. Brown. Physical characteristics and processes of the Río de la Plata Estuary. In: Perillo, G.M.E, M.C. Piccolo and M. Pino Quivira (Eds.). Estuaries of South America: Their morphology and dynamics. Springer. pp 161-194, 1999. Guerrero, R.A., E.M. Acha, M.B. Framiñan y C.A. Lasta, Physical oceanography of the Río de la Plata Estuary, Argentina, Cont. Shelf. Res., 17(7), 727-742, 1997 Glorioso, P. D. y R. A. Flather, The Patagonian Shelf tides. Prog, in Oceanog. 40, 263-283, 1997 C. Simionato y M. Núñez Página 20

Un estudio numérico de los procesos que determinan la variabilidad invierno-verano en el frente de salinidad del Río de la Plata Herz, R. y A.S. Mascarenhas, Patos Lagoon, in The Management of Coastal Lagoons and Enclosed Bays, ed. J. Sorensen, F. Gable and F. Bandarin, 52-54, American Society of Civil Engineers, New York, 1993. Jaime, P., A. Menéndez, M. Uriburu Quirno y J. Torchio, 2002. Análisis del régimen hidrológico de los ríos Paraná y Uruguay. Informe LHA 05-216-02. Nagy, G.J., C.M. Martinez, R.M. Caffera, G. Pedraloza, E.A. Forbes, A.C. Perdomo y J.L. Laborde, The hydrological and climatic setting of the Río de la Plata. In: The Río de la Plata, An Environmental Review, An EcoPlata Project Background Report. Dalhausie University, Halifax, Nova Scotia. 17-68, 1997. Pereira, C.S., Seasonal variability in the coastal circulation on the Brazilian continental shelf (29ºS-35ºS), Cont. Shelf. Res., (9) 285-299 Piola, A.R., E.J. Campos, O.O. Möller, M. Charo y C. Martinez, Subtropical Shelf Front off eastern South America, J. Geophys. Res., 105(C3), 6565-6578, 2000 Pohlmann, T., Untersuchung hydro- und thermo-dynamischer Prozesse in der Nordsee mit einem dreidimensionalen numerischen Modell. PhD. Thesis, Hamburg University, 1991. Rodriguez, I., E. Alvarez, E. Krohn y J. Backhaus, A mid-scale tidal analysis of waters around the north western corner of the Iberian Peninsula. Proceedings of a Computer Modeling in Ocean Engineering 91, Balkema, 568 pp, 1991 Simionato, C.G., M.N. Nuñez y M. Engel, Investigaciones numéricas tridimensionales de la propagación de la onda de marea en la Plataforma Continental Argentina y el Río de la Plata, Proc. of IV Jornadas Nacionales de Ciencias del Mar, Puerto Madryn, 11-15 Sept, 2000 Simionato, C. G., W. Dragani, M. Nuñez y M. Engel, 2001. A set of 3-d nested models C. Simionato y M. Núñez Página 21

Un estudio numérico de los procesos que determinan la variabilidad invierno-verano en el frente de salinidad del Río de la Plata for tidal propagation from the Argentinean Continental Shelf to the Río de la Plata Estuary - Part I M2. Submitted to Continental Shelf. Research. Stronach, J. A., J. Backhaus y T. S. Murty, An update on the numerical simulation of oceanographic processes in the waters between Vancouver Island and the mainland: the GF8 model. Oceanography and Marine Biology: An annual Review 31, 1-86, 1993 Urien, C.M., Los sedimentos modernos del Río de la Plata Exterior. Servicio de Hidrografía Naval, Argentina, Público H-106, Vol. 4(2), pp. 113-213, 1967 C. Simionato y M. Núñez Página 22

Sitemap