EL SECTOR ELÉCTRICO DOMINICANO: RETOS PARA EL CRECIMIENTO ECONÓMICO

Advertisement
Documentos relacionados
Advertisement
Transcripción:

VICEPRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA DOMINICANA EL SECTOR ELÉCTRICO DOMINICANO: RETOS PARA EL CRECIMIENTO ECONÓMICO INTRODUCCIÓN: La electricidad ha sido, desde que inició su expansión en Gran Bretaña con la Revolución Industrial, el principal habilitador del desarrollo económico de las naciones. Ha impulsado, a su vez, el desarrollo social, humano y tecnológico, y ha cambiado las estructuras productivas de los mercados a través de mejoras en, por ejemplo, los medios de transporte y comunicación, la automatización de procesos de producción, entre otros 1. El caso de la República Dominicana no es distinto, y esto ha sido resaltado por varias instituciones y organismos, tanto nacionales como internacionales. La Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE), en su informe titulado Impacto del Sector de Generación Eléctrica, explica que «la producción de energía ha jugado un rol fundamental en explicar también las desviaciones a corto plazo del crecimiento» 2. Este informe estima que para el período 1991-1995, el 14.9 % del crecimiento económico nacional era generado por el sector eléctrico, mientras que para el período post capitalización lo estima en un 39 %. Estas estadísticas que calculan la relación entre el crecimiento del sector eléctrico y el de la economía, recalcan la importancia de un sistema eléctrico robusto en la República Dominicana. En 2015, a solicitud de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), el equipo de investigación del Grupo The Economist, Economist Intelligence Unit, elaboró un informe sobre las perspectivas futuras del sector eléctrico en la República Dominicana. En este informe se resalta la importancia de realizar reformas en el sector energético 1 Ramón Casilda Béjar, «Energía y desarrollo económico en América Latina», Boletín Económico de ICE 2750 (2002): 31-43. 2 ADIE, «Impacto del sector de generación eléctrica», http://adie.org.do/ wp-content/uploads/2018/03/impacto-del-sector-de-generacio%cc%81n- Ele%CC%81ctrica-completo.pdf (consultado el 16 de marzo de 2018). http://www.diariolibre.com/noticias/sucesos/mas-de-2-mil-dominicanos-murieronelectrocutados-en-los-ultimos-diez-anos-xh4584347 La electricidad ha sido el principal habilitador del desarrollo económico social, humano y tecnológico y ha cambiado las estructuras productivas de los mercados a través de mejoras en los medios de transporte y comunicación, la automatización de procesos de producción, entre otros. para colocar a la industria en una trayectoria sostenible a largo plazo. Estas reformas en el sector eléctrico, en definitiva, buscan impulsar su productividad y competitividad 3. La República Dominicana, siendo un país considerado en vías de desarrollo, obtendría beneficios económicos significativos de establecerse una plataforma robusta que incentive el crecimiento energético y la inversión en infraestructura. Este y otros informes resaltan la importancia de aplicar reformas estructurales y fiscales al sector energético dominicano, a la vez que hacen énfasis en la obtención de un consenso intersectorial (sector público, sector privado y sociedad civil) para aplicar reformas sostenibles a largo plazo que impulsen el crecimiento económico nacional 4. 3 The Economist Intelligence Unit, «El futuro del sector eléctrico en la República Dominicana», 2015. 4 ADIE, «Impacto del sector de generación eléctrica», op. cit. Santo Domingo, República Dominicana Año 2 Número 3 2018 Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales Vicepresidencia de la República Dominicana

Coordinación General Margarita Cedeño Vicepresidenta de la República y Coordinadora del Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales El objetivo de este boletín es analizar los hitos más trascendentales en la historia del sector eléctrico dominicano, la manera en que estos han definido positiva o negativamente su estado actual y los retos que deben ser enfrentados para mejorarlo. Para esto, iniciaremos describiendo los eventos más relevantes del sector eléctrico, aquellos que ayudaron a definir sus características actuales. Luego, comentaremos los retos que, según expertos, afronta el sector eléctrico para convertirse en uno sano y atractivo para la inversión, así como también en uno más justo y transparente para el consumidor final. Por último, presentaremos tanto los avances alcanzados, como los contratiempos encarados para lograr un pacto eléctrico. Dirección Técnica Rosa María Suárez Directora técnica del Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales Contenido Anna Cristina Hernández R. Directora del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo Jerson Del Rosario Investigador cualitativo del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo César Augusto Jiménez S. Investigador cuantitativo del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo Patricia C. Cáceres Soto Oscar E. Flores Apoyo Técnico de Investigación Diseño gráfico y diagramación Freddy Alcántara Correción de estilo Alexis Peña Milena Herazo VICEPRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA DOMINICANA ISSN 2613-8891 ANTECEDENTES Aunque explicar los procesos de instalación de servicios eléctricos en cualquier territorio podría entenderse complicado, el inicio del sector eléctrico dominicano subyace en la instalación de un primer alumbrado en la ciudad de Baní. A partir de este acontecimiento, la red de transmisión y distribución, así como la capacidad de generación de energía eléctrica iniciaron un proceso de expansión. Para el 1920, el suministro de electricidad era, por lo general, de inversión extranjera y abastecido por entidades como la Compañía Anónima Dominicana de Luz y Fuerza Motriz 5. En 1928, acontece el primer gran hito del sector energético con la creación, mediante Decreto Presidencial, de la Compañía Eléctrica de Santo Domingo, dando inicio al Sistema Eléctrico Nacional. Esta compañía quedó a cargo de generar, construir, rehabilitar y extender las redes de transmisión y distribución de energía eléctrica 6. El próximo gran hito del sector energético sucedería cuando, en los años 1954 y 1955, el Gobierno dominicano declaró de alto interés nacional la adquisición estatal de las compañías de generación, transmisión y distribución eléctrica. A su vez, en este período se extiende el alumbrado eléctrico y son inauguradas varias plantas hidroeléctricas en el país. El Gobierno dominicano adquirió la Compañía Eléctrica de Santo Domingo y creó, mediante el Decreto n. 555 del año 1955, la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE), asignándole la responsabilidad de mantener, extender y generar toda la energía eléctrica del país 7. Así, y por más de cuatro décadas, quedaría verticalmente integrado el sector eléctrico con pocas modificaciones en lo adelante. Esta integración vertical se caracterizaría por ineficiencias y baja capacidad de producción, provocando constantes apagones y racionamiento de la electricidad en todo el país 8. 5 Ibíd. 6 Ibíd. 7 CDEEE, «Reseña histórica de la CDEEE», http://cdeee.gob.do/cdeeesite/historia/ (consultada el 12 de marzo de 2018). 8 The Economist Intelligence Unit, «El futuro del sector eléctrico en la República Dominicana», 2015, op. cit. 2 Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo

El sector energético dominicano se mantuvo sin cambios trascendentales desde la creación de la CDE. Sin embargo, a partir de 1992, y para mejorar la eficiencia del sector, el Gobierno dominicano inició un proceso de reestructuración sectorial a partir del diseño de un proyecto de reforma de la mano de consultores y organismos internacionales 9. En 1993, para dar continuidad a las conversaciones iniciadas el año anterior, se creó el Consejo Nacional de Energía (CNE) 10, mediante el Decreto Presidencial n. 148-93, por medio del cual se estableció «que es responsabilidad del Gobierno dominicano promover un consenso en torno a una estrategia de desarrollo del sector energía, que minimice el impacto de los costos [ ], junto con incentivar la inversión privada» 11. Los objetivos principales de esta nueva estrategia no solo tomaron en cuenta la participación del sector privado, sino que además promovieron su participación en el sector eléctrico, colocándolo como un aliado del Estado. Este consejo, conformado por altos funcionarios de las Secretarías de Estado concernientes al sector eléctrico, tenía el deber de proponer al Poder Ejecutivo estrategias de desarrollo que no solo incluyeran al subsector eléctrico, sino también al de los combustibles, hidroeléctrico y cualquier otra fuente alterna de energía. El Consejo tenía el poder suficiente para gestionar las contrataciones de los financiamientos que fueran necesarios, así como ejecutar los proyectos y vigilar la ejecución de lo que fuere aprobado por el Poder Ejecutivo 12. El Consejo también elegía los directivos o representantes del sector privado que participarían en estos proyectos de reestructuración. Sin embargo, y aunque en manos del Consejo quedó el poder necesario para proponer al Poder Ejecutivo, el Decreto a su vez creó un grupo técnico de especialistas, no conformado por funcionarios públicos, el cual realizaría las investigaciones y estudios necesarios para «mantener, actualizar y considerar» 13 todo lo que fuere presentado por el CNE. Todos estos pasos, junto con la promulgación de la Ley General de Reforma de la Empresa Pública n. 141-97, iniciaron la mayor reestructuración realizada en el sector eléctrico dominicano en más de cuarenta años. Esta ley inicia el proceso de transformación y renovación del sector eléctrico, a través de reformas a las empresas del sector público, que finalizaría en el 2001, y sirvió de base para la posterior capitalización de la CDE, creando cinco nuevas empresas a las que se les asignarían los activos correspondientes a sus respectivas actividades: 9 CDEEE, «Reseña histórica de la CDEEE», op. cit. 10 Ibíd. 11 Decreto Presidencial n. 148-93 de la República Dominicana: 27. 12 Ibíd. 13 Ibíd. Generadoras de electricidad: GENERADORAS 1. Empresa Generadora DE ELECTRICIDAD de Electricidad ITABO, y 1. 2. Empresa Empresa Generadora Generadora de Electricidad de Electricidad ITABO HAINA. 2. Empresa Generadora de Electricidad HAINA Distribuidoras de electricidad: 3. Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte (EdeNorte), DISTRIBUIDORAS 4. Empresa Distribuidora DE de ELECTRICIDAD Electricidad del Este (EedEste), y 3. 5. Empresa Distribuidora de Electricidad de Electricidad del Norte (EdeNorte) del Sur (EdeSur). 4. Empresa Distribuidora de Electricidad del Este (EdeEste) 5. Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur (EdeSur) Los activos no asignados, incluyendo los de transmisión y de generación hidroeléctrica, permanecieron a cargo de la CDE. Posteriormente, en 1998, se creó el marco regulatorio del sector que establecería la base para el futuro de la industria a través de la Ley General de Electricidad n. 118-98. Con esta ley quedaría conformada la Superintendencia de Electricidad bajo la dependencia de la entonces Secretaría de Estado de Industria y Comercio. Adicionalmente, se aprobó el Reglamento n. 4285-98 para el funcionamiento de la Corporación 14. En 2001, la CDE es sustituida por la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) en su papel de líder del sector energético y de supervisor directo para la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED) y para la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (EGEHID) que seguían siendo propiedad del Estado. Todas estas reformas prometían dar solución a los grandes problemas que aquejaban al sector desde hacía décadas. Sin embargo, el incipiente modelo fue afectado fuertemente por la crisis de los precios del petróleo a partir de la década del 2000. Una crisis que provocaría que los precios del barril de petróleo, que hasta el momento rondaban los 25 dólares estadounidenses, ascendieran hasta 146.90 dólares, en su punto más elevado el 11 de julio de 2008 (como se muestra en el gráfico 1) 15. La crisis en los precios del petróleo, aunada a la importancia política que tiene el sector energético en el país, detonó la intervención estatal a los controles establecidos a partir de las reformas, con el fin de aliviar las subidas de precios en la electricidad. El Gobierno dominicano tomó varias medidas para hacer frente a la crisis energética que afectaba al país. Primero, congeló las tarifas y las subvenciones directamente a los distribuidores por la creciente diferencia entre los costos de generación y los precios de distribución 16. Segundo, y para aliviar la situación de los distribuidores, en 2001 se firmó 14 CDEEE, «Reseña histórica de la CDEEE», op. cit. 15 Madlen Read, «Oil sets new trading record above $147 a barrel», USA Today, sección Economía, 2008, http://usatoday30.usatoday.com/money/economy/2008-07-11-3815204975_x.htm 16 The Economist Intelligence Unit, «El futuro del sector eléctrico en la República Dominicana», 2015, op. cit. Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo 3

el Acuerdo de Madrid, por medio del cual se negociaron los contratos bajo los cuales los distribuidores compraban energía a las generadoras. Estos contratos tendrían vigencia por 15 años 17 a partir de 2004. Finalmente, los precios de compra fueron indexados 18 a un combustible menos costoso, 17 Ibíd. 18 La indexación consiste en atar el precio de un producto a un índice, que puede ser el precio de otro producto. posponiendo el esquema de tarifa técnico. Esta reforma permitía que la industria eléctrica elevara las tarifas en caso de que los precios de los combustibles experimentasen alzas, a la vez que no le obligaba a reducirlas cuando los combustibles disminuyesen sus precios en el mercado 19. 19 The Economist Intelligence Unit, «El futuro del sector eléctrico en la República Dominicana», 2015, op. cit. Gráfico 1. Evolución de los precios internacionales del barril de petróleo WTI (en US$) $160 $140 $120 $100 $80 $60 $40 $20 1990 1995 2000 2005 2010 2015 Fuente: Macrotrends. Disponible en http://www.macrotrends.net/1369/crude-oil-price-history-chart Ilustración 1. Estructura del sector eléctrico post capitalización EGE-Haina Generación Eléctrica EGE-Itabo EdeNorte Distribución Eléctrica EdeSur EdeEste Sector eléctrico CDEEE Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana Superintendencia de Electricidad Fuente: Elaboración propia con datos de CDEEE. Reseña histórica de la CDEEE. Disponible en http://cdeee.gob.do/cdeeesite/historia/ y The Economist Intelligence Unit. 2015. El futuro del sector eléctrico en la República Dominicana. 4 Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo

Para agravar la situación, en 2003 una crisis bancaria generó la peor recesión económica en la historia dominicana y probó la insostenibilidad de las medidas tomadas anteriormente para contrarrestar la crisis petrolera internacional 20. La deuda pública como proporción del PIB casi se triplicó, haciendo imposible el pago de los subsidios a las generadoras. Por tanto, comenzaron los atrasos de pago 21. La crisis bancaria, a su vez, provocó desequilibrios macroeconómicos que mermaron la confianza en la economía dominicana. Entre estos desequilibrios económicos, resalta especialmente la depreciación de la moneda y, por tanto, inflación de los precios de los productos importados, entre ellos el combustible. El alza de los precios de los combustibles se tradujo en más aumento de los subsidios a las generadoras, situación que agravó la estabilidad del sector y a la que el Gobierno dominicano reaccionó congelando las tarifas. Como resultado de estas acciones, Unión Fenosa, la empresa a cargo de las distribuidoras eléctricas, decide cesar sus operaciones en dos de las tres unidades de distribución, EdeNorte y EdeSur. El Gobierno dominicano, entonces, se vio en la obligación de comprar estas empresas y aumentar el peso de la deuda nacional 22. 20 Ibíd. 21 Marcos Cochón, «Evolución del sector eléctrico dominicano», http://adie.org. do/wp-content/uploads/2018/03/evolucion_sector_electrico_dominicano.pdf (consultado el 16 de marzo de 2018). 22 Ibíd. Posteriormente, una nueva ola de reformas fue necesaria para reencauzar el sector eléctrico. En 2004, el CNE diseñó un Plan Energético Nacional para hacer autosostenible al sector, reducir las tarifas a los consumidores finales y concientizar a la población en general sobre los buenos usos de la energía. Sin embargo, la crisis internacional del petróleo aún no había concluido y los precios continuaban alzándose. Nuevamente, el Estado dominicano decidió congelar las tarifas, generando finalmente, en el 2009, la renacionalización de la última empresa de distribución, EdeEste, cuya administración y cincuenta porciento de las acciones aún estaba en manos privadas 23. Otra ola de reformas continuaron a raíz de recomendaciones de organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, pero estas han sido de escasa efectividad. Tal es el caso de la modificación a la Ley de Electricidad para penalizar las conexiones clandestinas al sistema eléctrico con multas y/o prisión, pero cuya aplicación ha sido difícil por los factores sociales, políticos y económicos que inciden en ese tenor. 23 Unidad Institucional de Planificación y Desarrollo, «Manual de Organización y Funciones», CDEEE, junio de 2011, http://sismap.map.gob.do:8088/directoriovirtual/ fckeditor/_samples/files/8351_2_309_7.%20manual%20de%20organizacion%20 y%20funciones%20cdeee-junio.pdf (consultado el 22 de marzo de 2018). Ilustración 2. Estructura del sector eléctrico postcrisis bancaria y petrolera EGE-Haina Sector eléctrico Generación Eléctrica EGE-Itabo Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana CDEEE Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana EdeNorte Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico Distribución Eléctrica EdeSur Superintendencia de Electricidad EdeEste Fuente: Elaboración propia con datos de CDEEE. Reseña histórica de la CDEEE. Disponible en http://cdeee.gob.do/cdeeesite/historia/ y The Economist Intelligence Unit. 2015. El futuro del sector eléctrico en la República Dominicana. Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo 5

Actualmente, el sector energético está siendo evaluado para ser reformado como parte de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END), un plan creado a partir de la Ley 1-12 para, entre otros objetivos, transformar el sector energético en uno «confiable, eficiente y ambientalmente sostenible» 24. Pero el Pacto Eléctrico ha atravesado varios obstáculos para lograr un acuerdo entre todos los sectores que conforman el mercado de energía, es decir, no ha conseguido el nivel de consenso necesario para reformar el sector y encaminarlo hacia el alcance de las metas planteadas 25. Lograr este acuerdo es una tarea compleja que requiere un diálogo abierto y transparente sobre los retos que enfrenta el sector. Es decir, para crear un sector sano y autosostenible (financiera y ambientalmente) es necesaria la ejecución de acciones correctivas y reformativas, estando conscientes de que estas implican sacrificios económicos, políticos y sociales a corto plazo que se traducirán en beneficios colectivos a largo plazo. RETOS DEL SECTOR ELÉCTRICO Existe un amplio consenso entre los expertos del tema energético sobre los principales problemas que aquejan al sector eléctrico dominicano y sobre la importancia nacional que tiene la resolución de estos. Las áreas con mayores retos se detallan a continuación 26. Marcos Cochón, presidente en el 2014 de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE), explicó en su informe, Evolución del Sector Eléctrico Dominicano, que la prioridad es alinear los objetivos de la industria eléctrica. Estos objetivos, explica, deben incluir esfuerzos interinstitucionales e intersectoriales de concienciación acerca del uso apropiado de la energía eléctrica. Por otro lado, Cochón resalta la importancia de crear incentivos para atraer la inversión al sector y trascendencia que tiene la expansión de la generación y la distribución. Asimismo, propone abrirse a la posibilidad de permitir la participación privada en la transmisión y la generación hidroeléctrica. Cochón destaca la relevancia de diversificar la matriz de generación eléctrica, viendo posibles la generación a carbón, gas natural y formas de energía renovables como la eólica. Sobre los incentivos, explica la importancia de establecer esquemas tarifarios que le permitan a la industria recuperarse 27. 24 «Ley 1-12, que establece la estrategia nacional de desarrollo 2030», MEPyD, http://goo.gl/zek9yw 25 Ibíd. 26 Marcos Cochón, «Evolución del sector eléctrico dominicano», op. cit. 27 Ibíd. Por otro lado, en el informe de la Economist Intelligence Unit se realizó una compilación de las áreas críticas que requieren medidas prácticas. Algunas de estas áreas coinciden con la opinión antes mencionada, tales como: 28 1 2 3 4 Preparar un plan que cumpla e incentive las necesidades de inversión a largo plazo en el sector de distribución. Diversificar la matriz de generación energética, reduciendo la participación de combustibles derivados del petróleo, aumentando la participación de fuentes alternas como las energías renovables o el gas natural. Crear un programa nacional enfocado al ahorro y al uso eficiente de la energía. Adicionalmente, en el informe se mencionan otros aspectos, tales como 28: 1 2 3 4 Despolitizar los esquemas y procesos de toma de decisiones en cada nivel del sector. Por ejemplo, creando y ejecutando un esquema de tarifa técnico desligado de los cambios políticos a los que ha estado sujeto el sector históricamente, protegiendo tanto a la generación, la transmisión y la distribución, como a los sectores más pobres de la sociedad. Establecer el rol apropiado del Estado en el sector energético. Analizar y, de ser necesario, reformar y transparentar las funciones de todas las instituciones en el sector. Reorganizar y renovar la estructura de la industria eléctrica. Crear estrategias para atacar los problemas fundamentales del sector, tales como la falta de pago y las pérdidas de electricidad. 28 The Economist Intelligence Unit, «El futuro del sector eléctrico en la República Dominicana», 2015, op. cit. 6 Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo

SITUACIÓN ACTUAL: PACTO ELÉCTRICO La idea fundamental del Pacto Eléctrico es la siguiente: «lograr un sistema eléctrico confiable, eficiente, transparente y sostenible, que sea soporte a la realización de la visión de nación y objetivos consignados en la Estrategia Nacional de Desarrollo» 29. Sin embargo, el logro de estas metas no es tan sencillo. En el informe Pacto Eléctrico RD: por un sistema eléctrico confiable, eficiente, transparente y sostenible se establecen los pasos necesarios para alcanzar estos objetivos. A continuación, se detallan a modo general. Como primer paso, el Pacto busca establecer claramente los objetivos a corto y largo plazo del sector, procurando el desarrollo íntegro y sostenible, tanto financiera como ambientalmente. En este paso, se revisarán los marcos institucionales y regulatorios para asegurar que todos los integrantes del mercado cuenten con los mecanismos apropiados que aseguren una justa participación. gestión de la CDEEE que establezca un marco operativo único para las empresas eléctricas estatales; y (4) fortalecer institucionalmente la Comisión Nacional de Energía 30. La siguiente acción procurada por el Pacto Eléctrico es la ampliación y diversificación de la actividad de la generación eléctrica. El plan deberá contar con «criterios transparentes de retribución de la inversión en centrales de generación, terminales de abastecimiento de combustibles y facilidades de logística requeridas» 31. Esta acción cuenta con avances hacia el logro de varios de estos criterios, específicamente diversificación de las fuentes de producción de energía y ampliación de la capacidad de generación. La Ley 57-07 de Incentivo a las Energías Renovables, promulgada en 2008, tiene por meta lograr que el 25 % de la producción eléctrica provenga de fuentes de energía renovables. Dentro de las acciones actualmente en ejecución para ampliar la generación eléctrica en el país, cabe destacar el proyecto de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina, ubicada en el municipio de Baní de la provincia Peravia, en la región surcentral del país. Este proyecto se compondrá por dos unidades de generación eléctrica de 337.39 MW netos cada uno, generando 674.78 MW netos en conjunto 32. Esto equivale a un tercio de la demanda nacional proyectada de electricidad para el 2018 y 2019 33. La terminación de la central 34 está programada para el primer semestre del 2019. Las principales propuestas del marco institucional son: (1) crear la Empresa de Generación Eléctrica Dominicana, la cual se encargará de coordinar las unidades de generación térmicas propiedad del Estado; (2) conservar la independencia operativa y empresarial de las distribuidoras, funcionando bajo los mismos lineamientos establecidos por el Consejo de Administración de la CDEEE; (3) reformar el modelo de 29 «Pacto Eléctrico RD: por un sistema eléctrico confiable, eficiente, transparente y sostenible», Ministerio de la Presidencia, http://minpre.gob.do/wp-content/ uploads/2015/01/pacto_electrico.pdf (consultado el 15 de marzo de 2018). Fuente: Central Termoeléctrica Punta Catalina. Obtenido en http://puntacatalina. cdeee.gob.do/?wpfb_dl=245 30 Ibíd. 31 Ibíd. 32 «Central Termoeléctrica Punta Catalina», CDEEE, http://puntacatalina.cdeee.gob. do/?wpfb_dl=245 (consultado el 14 de marzo de 2018). 33 «Sector eléctrico dominicano: perspectivas 2017», CDEEE, http://cdeee.gob.do/ cdeeesite/download/ventana-abierta/fitch-ratings_punta-catalina-traduccion-nooficial-5-diciembre-2016.pdf (consultado el 19 de marzo de 2018). 34 «Primera prueba de la Termoeléctrica de Punta Catalina sería en el mes de mayo, Diario Libre, sección economía, 28 de febrero de 2018, http://elnacional.com.do/ descarta-punta-catalina-comience-a-operar-en-2018/ Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo 7

La construcción de la Central Eléctrica de Punta Catalina ha generado opiniones encontradas en lo concerniente a su viabilidad y al efecto medioambiental. No obstante, la decisión ha sido defendida bajo el argumento de que es la alternativa de ampliación de generación eléctrica más económica que tiene el país. En cuanto al impacto ambiental, en la construcción de esta central eléctrica se ha buscado minimizar las emisiones de CO 2 de la planta, manteniéndolas por debajo de los límites establecidos por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, además de otras instituciones como la Corporación Financiera Internacional, entidad adscrita al Banco Mundial 35. Adicionalmente, la calificadora de riesgos Fitch Ratings considera que la entrada de la Terminal Punta Catalina al subsector de generación eléctrica no perjudicará el perfil crediticio de las demás compañías integrantes generadoras de electricidad. En efecto, Fitch Ratings estima que estos podrían mejorar con el incremento de competencia en el sector 36. 3738 Respecto al siguiente paso, desarrollar el subsector de transmisión, el Pacto tiene un enfoque especial en expandir la infraestructura de transmisión, a la vez que garantiza la sostenibilidad financiera, siempre manteniendo las pérdidas técnicas al mínimo. Es de destacar que con el Pacto se busca asegurar el eficiente y transparente funcionamiento de este subsector, manteniéndose alineado al Plan Plurianual del Sector Público. Con el Pacto Eléctrico también se aspira a modernizar las redes de distribución, previendo las fuentes de financiamiento necesarias para esto. Adicionalmente, el Pacto plantea mejorar la gestión de la comercialización contemplando aspectos del servicio eléctrico como la medición, facturación y cobro 39. Para asegurar el cumplimiento de las metas que se establezcan con el Pacto Eléctrico, además de evaluar los resultados obtenidos, se creará también un mecanismo tripartito con representación del sector público, el sector empresarial y la sociedad civil. El desempeño del sector se medirá a través de indicadores de resultado e impacto. En 2016, se inauguró en Monte Plata la primera planta de energía fotovoltaica en el país, y la mayor en su tipo en la región. Esta planta está en su primera etapa y cuenta con la capacidad para generar 30 MW de energía limpia usando 132 000 paneles solares. En su etapa final, esta planta generará 69 MW usando 270 000 paneles solares. En este punto, será capaz de suministrar energía eléctrica a más de 50 000 hogares y reducir anualmente 70 000 toneladas de CO 2. 35 «Central Termoeléctrica Punta Catalina», op. cit. 36 «Sector eléctrico dominicano: perspectivas 2017», CDEEE, http://cdeee.gob.do/ cdeeesite/download/ventana-abierta/fitch-ratings_punta-catalina-traduccion-nooficial-5-diciembre-2016.pdf (consultado el 19 de marzo de 2018) 37 Virginia Pichardo, «Gobierno inaugura el parque fotovoltaico Monte Plata Solar», El Día, sección Economía y Finanzas, 30 de marzo de 2016, http://acento. com.do/2016/ecologia/8335600-inauguran-en-monte-plata-la-mayor-plantafotovoltaica-de-la-region/` 38 «El proyecto solar más grande del Caribe», General Energy Solutions, http:// www.gesyw.com/es/portfolio/project/56d9431a353dc (consultado el 20 de marzo de 2018). ELECTRIFICACIÓN E INCLUSIÓN SOCIAL PARA EL DESARROLLO Además de su importancia para el desarrollo económico, la electricidad es un servicio considerado como básico para el bienestar social y esencial para la sostenibilidad de los patrones de vida modernos. El acceso a la energía eléctrica es por ello un indicador de desarrollo humano, como lo justifica Naciones Unidas en el contexto del Objetivo de Desarrollo Sostenible n. 7, que expresa que «la sociedad moderna depende de servicios de energía confiable y asequible para que pueda funcionar y desarrollarse equitativamente» 40. En ese contexto, el país va dando pasos importantes hacia una cobertura universal de electrificación. Datos del Banco Mundial de 2014 indican que el 98.5 % de la población dominicana tiene acceso a la electricidad, ligeramente por encima del promedio latinoamericano que es de 97 % 41. Para acelerar ese proceso, el Gobierno dominicano cuenta con la Unidad de Electrificación Rural y Sub-urbana (UERS), un órgano dependiente de la CDEEE creado en 2001. La UERS 39 «Pacto Eléctrico RD: por un sistema eléctrico confiable, eficiente, transparente y sostenible», Ministerio de la Presidencia, op. cit. 40 UN Global Compact, «SDG 7: Ensure access to affordable, reliable, sustainable and modern energy for all», consultado el 22 de marzo, 2018, http://sdgcompass. org/sdgs/sdg-7/ 41 Banco Mundial, Acceso a la electricidad (% de población), Databank, consultado el 22 de marzo, 2018, http://datos.bancomundial.org/indicador/eg.elc.accs. ZS?locations=DO-ZJ 8 Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo

ejecuta proyectos en zonas no electrificadas o con limitado acceso al servicio, y combina fuentes de energía diversas como la hidroeléctrica y la fotovoltaica. En 2017, ejecutó 32 proyectos de electrificación, con un total de 2264 familias beneficiadas, distribuidas en todas las regiones del país, incluyendo zonas urbanas del Gran Santo Domingo 42. Para el usuario, la calidad del servicio también se evidencia en la cantidad de horas servidas, y es un hecho conocido que los cortes eléctricos son todavía un escollo estructural del sistema. Pero el aspecto social del servicio eléctrico y la aspiración colectiva de tener energía eléctrica permanente van de la mano con la sostenibilidad financiera; es decir, la energía que se exige a la CDEEE requiere también el mismo nivel de compromiso de ser pagada. Para ello, es necesario que la electricidad servida se pueda cobrar: el índice de cobranza en enero 2018 fue de 91.1 %, pero las pérdidas de cobros ascienden al 34.8 %. A ese dato se añaden las pérdidas de energía por diferentes razones (conexiones ilegales, pérdidas técnicas, etc.) que asciende al 28.5 % de la energía que compra la CDEEE a los generadores. La justa aspiración que tiene la población de energía permanente requiere de un proceso largo de inversión en infraestructura, negociaciones con usuarios y condiciones adecuadas del mercado eléctrico, además de superar otros escollos que se han explicado en este boletín. De los 2 377 327 contratos de electricidad que suman las tres EDES, 1 426 624 son de 24 horas, equivalente al 60 % 43 de los contratos de servicio. Por otro lado, para asistir a los que menos pueden pagar la electricidad, y dentro del combo de subsidios a los estratos más pobres que tiene el programa Progresando con Solidaridad, el Gobierno ayuda con Bonoluz, una «subvención orientada a apoyar a familias de escasos recursos económicos en el pago del servicio eléctrico 43. El rango de esta transferencia monetaria se encuentra entre los RD$4.44 a RD$444.00 pesos mensuales 44». Según el informe de desempeño de CDEEE de enero 2018, la entidad tiene 448 298 clientes que reciben este subsidio. 42 Unidad de Electrificación Rural y Sub-urbana, «Informe de Proyectos Ejecutados 2017», consultado el 22 de marzo, 2018, http://uers.gob.do/transparencia/ 43 Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, «Informe de gestión enero 2018», consultado el 22 de marzo, 2018, http://cdeee.gob.do/transparencia/ 44 Administradora de Subsidios Sociales, «Subsidios Sociales Administrados», consultado el 22 de marzo, 2018 http://www.adess.gob.do/v2/p_solotexto. aspx?entid=241 Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo 9

Gráfico 2. Evolución de los subsidios otorgados por Bonoluz, 2009-2017 600 000 RD$ 3000 500 000 RD$ 2500 400 000 RD$ 2000 300 000 RD$ 1500 200 000 RD$ 1000 100 000 RD$ 500 - RD$ - 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 Número de beneficiarios Subsidios en millones de RD$ Elaboración propia con datos de ADESS. Disponible en: http://www.adess.gov.do/v2/reportes/reportview2.aspx El programa Bonoluz, que sustituyó al Programa de Reducción de Apagones (PRA) con el Decreto Presidencial n. 421-09, ha beneficiado a 550 548 familias y otorgado más de 13 637 millones de pesos dominicanos desde que inició en 2009, hasta diciembre 2017. Solo para el año 2017, se otorgó un total de 2081 millones de pesos a 468 785 familias en subsidios Bonoluz. En el gráfico anterior se presenta la evolución anual de las personas en el programa, junto al monto desembolsado. Además de los subsidios otorgados a través de Bonoluz, el gobierno brinda a las familias dominicanas un esquema de tarifa escalonado en el que se aplica un precio por kwh diferenciado a partir del consumo y estrato socioeconómico del consumidor. Este esquema está orientado a aliviar aún más el peso del gasto eléctrico a las familias de bajos ingresos. El efecto de estos subsidios se evidencia en el peso que representa el servicio de energía eléctrica sobre el total de la canasta básica, tal como lo calcula el Banco Central de la República Dominicana. Estas ponderaciones se dividen por quintil y cada uno representa un estrato socioeconómico, siendo el primer quintil el estrato de menores ingresos y el quinto el de mayores ingresos. En el cuadro 2, se muestra la ponderación que tiene el servicio de energía eléctrica en la canasta familiar de bienes y servicios para cada quintil, además del promedio nacional. En dicho cuadro podemos apreciar cómo aumenta la proporción del gasto en energía eléctrica sobre la canasta familiar dependiendo del estrato socioeconómico. Así, para el estrato socioeconómico más vulnerable (primer quintil), la ponderación del gasto en electricidad es de aproximadamente 1.89 %, mientras que para el estrato más alto (quinto quintil) es de 4.43 %. En este sentido, el programa Bonoluz y el esquema de tarifa escalonada contribuyen a amortiguar el costo de la tarifa eléctrica en el presupuesto de las familias vulnerables. Tarifa establecida por la Superintendencia de Electricidad Tarifa sin subsidio (RD$/kWh) Tarifa con subsidio (RD$/kWh) BTS1 RESIDENCIAL BTS2 COMERCIOS PEQUEÑOS Cuadro 1. Esquema de tarifas eléctricas 0-200 kwh 201-300 kwh 301-700 kwh >700 kwh 0-200 kwh 201-300 kwh 301-700 kwh >700 kwh 11.09 11.09 13.66 13.66 11.09 11.09 13.66 13.66 Fuente: «Preguntas frecuentes», EdeEste. Disponible en: http://www.edeeste.com.do/edeestesite/index.php/aprende-con-edeeste/preguntas-frecuentes/ 4.44 6.97 10.86 11.10 5.97 8.62 11.30 11.49 Cuadro 2. Ponderaciones de la canasta familiar de bienes y servicios por quintil Quintil 1 Quintil 2 Quintil 3 Quintil 4 Quintil 5 Promedio nacional Servicio de energía eléctrica 1.89 % 2.04 % 2.41 % 2.92 % 4.43 % 3.19 % Fuente: «Metodología IPC base diciembre 2010», Banco Central, marzo 2011, http://www.bancentral.gov.do/publicaciones_economicas/otros/metodologia_ipc_base_diciembre_2010.pdf 10 Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo

CONCLUSIÓN El acceso a la electricidad mediante los proyectos de electrificación a zonas que todavía no tienen el servicio, adicionado a la asistencia de Bonoluz, son acciones concretas hacia la inclusión social de los dominicanos de todos los estratos socioeconómicos, a un servicio tan fundamental para el bienestar como la electricidad. Aunque en términos de cobertura de acceso a energía eléctrica el avance es significativo, el país puede y debe encaminarse hacia el 100 % de su población con acceso a este servicio, particularmente si se aprovechan las condiciones climáticas de la isla que facilitan la incursión de proyectos de energía alternativa que se puedan desarrollar en zonas donde no es costo-eficiente llevar tendido eléctrico convencional. 45 El sector eléctrico dominicano ha sufrido muchos altibajos en su historia, pero en las últimas décadas se ha buscado continuamente solucionar los problemas que se vienen arrastrando desde sus inicios. Estos esfuerzos no han surtido el efecto deseado por un conjunto de situaciones adversas que han rezagado fortuitamente al sector cada vez que se encamina a convertirse en uno autosostenible y eficiente. De cara al futuro y en cumplimiento con el Objetivo de Desarrollo Sostenible n. 7, la matriz energética dominicana requerirá de inversiones en investigación y desarrollo de servicios de energía renovable que garanticen la rápida asimilación de nuevas tecnologías en el mercado 45. 45 UN Global Compact, «SDG 7», op. cit. Nuevas tecnologías emergentes en el campo de la industria de la energía prometen revolucionar la forma en que la humanidad sostiene su desarrollo y el modo de vida moderno. Por ello, a pesar de todos los altibajos históricos del sector eléctrico, los gobiernos, la industria y la sociedad civil no han perdido la esperanza de conseguir un sector energético que, en lugar de ser un escollo, empuje el crecimiento económico, social, humano y tecnológico. El logro del Pacto Eléctrico y el mantenimiento de los esfuerzos de expansión en los subsectores de generación, transmisión y distribución, asegurarán que las aspiraciones de la sociedad dominicana de contar con un sector eléctrico sano, autosostenible y eficiente, se hagan realidad. Un sistema energético con estas cualidades es un cimiento para el desarrollo social, puesto que toda la infraestructura social moderna gravita alrededor de la energía eléctrica. Desde los servicios básicos de vivienda y salud, hasta la productividad y las infraestructuras urbanas. La electricidad es, definitivamente, una pieza clave del desarrollo social. Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo 11

VICEPRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA DOMINICANA VIDA DE ECOSISTEMAS TERRESTRES El Objetivo de Desarrollo Sostenible n. 15 de Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad, a través de sus doce (12) metas, está orientado a la protección, promoción del uso y la gestión sostenible de todos los tipos de ecosistemas terrestres, así como a la movilización de recursos para que la gestión forestal pueda ser sostenible. Indicador ODS 15.1.1: Superficie forestal como proporción de la superfice total 1990 2000 2005 2010 34.2 30.8 37.6 2015 22.9 41.0 Proporción de la superficie cubierta por bosque 1990 2000 2005 2010 47.7 48.9 46.8 2015 51.1 46.3 REPÚBLICA DOMINICANA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE Total de árboles forestales plantados EN REPÚBLICA DOMINICANA (UNIDADES) 4 535 810 6 412 541 7 011 119 8 293 819 9 679 627 9 656 414 11 207 703 9 890 283 9 574 087 9 221 284 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 Fuentes: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) Oficina Nacional de Estadística (ONE) Imágenes y logos Imagen de indicador y logo propiedad de las Naciones Unidas. Se usaron como apoyo visual y fueron tomados de su portal http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible info.opsd@gabsocial.gob.do (809) 534-2105 Ext.: 860 www.enfoquesocial.do www.opsd.gob.do ISSN 2613-8891

Sitemap