BIBLIOGRAFIA. Vallés, «Cuadernos de Arqueologia e Historia de la Ciudad», 12 (Barcelona

Advertisement
Documentos relacionados
Advertisement
Transcripción:

JOSÉ VIVES GATELL, PBRO, LOS epitafios del abad Otón de San Cugat del Vallés, «Cuadernos de Arqueologia e Historia de la Ciudad», 12 (Barcelona 1968), 85-92. Es sabido que Otón, abad del monasterio de San Cugat del Vallés a fines del siglo X y principios del xi, simultaneó desde 995 la mitra de Gerona, que su tràgica muerte ocurrió en 1010 en la expedición de guerra de Ramon Borrell a Córdoba y que, trasladados sus restes al monasterio, tiene en la actual iglesia un notable monumento sepulcral siglo xiii-xiv - con estàtua yacente. A raiz de la publicación de su epitafio por Pedró de Marca se creyó era el que figura esculpido en la tumba de que hemos hecho mención, y en este error cayeron el citado Marca, Moxó y Pujades. Però cuando el P. La Canal escribia el tomo 43 de Espana Sagrada, que està dedicado a Gerona, noto alguna incorrección en cuanto a la fecha del fallecimiento y la de la inscripción; solicitó la colaboración del canónigo de Barcelona, F. Torres Amat, el cual, habiendo visto el sepulcro, descubrió que entre la inscripción de la tumba y la de la tabli- 11a de madera, que enfonces estaba al lado del sepulcro, y tiene un pergamino escrito de letra, hay por lo menos una diferencia de 400 afios. Bastante deteriorada hoy, la inscripción fue copiada a fines del siglo xvi por un monje, autor anónimo de Catalogus abbatum de San Cugat, manuscrito que dio a conocer Juliàn de Ciiia en el vol. IV de la «Revista de C. H.», en que se transcribe. Tenemos pues dos epitafios, el de la tablilla y el que figura en el mausoleo, los dos se conservan y la tarea del Dr. Vives ha consistido en rectificar las palabras mal transcritas y darnos la lectura exacta de las dos inscripciones. Asi bien intenta el autor fijar la època en que fueron compuestos los dos epitafios, y cree que el largo, es decir el conservado en la tablil'a, podria haber pertenecido a un primitivo sepulcro, siglo Xi, en la làpida del qual se grabaría, si bien hoy se conserva en un pergamino mucho mas tardío, y que el otro, dado a conocer por Chía, se compondria al construir el monumento sepulcral, siglos xiiixiv, hoy existente. El paciente trabajo del Dr. Vives es muy digno de elogio y de ser agradecido por cuanto sus acjaraciones y restituciones contribuyen al mejor conocimiento del abad Otón de San Cugat que por espacio de unos cinco anos gobernó conjuntamente la Iglesia de Gerona. L. B. P. 285

BIBLIOQRAFÍA ENRIQUE MIRAMBELL BELLOC, Un libro de cuentas del siglo XV de la iglesia de Castelló de Ampurias, «Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos^ 72 (Madrid 1964-65), 5-30. Comprende este trabajo un resumen de los asientos del «Libro de la procura de la obra de la nuava iglesia de Castelló de Ampurias» del notario Pere Jacme en el període 1411 a 1428. Del misrao libro anticipo el autor en el volumen IX (1654) de estos ANALES el inventario del tesoro y sacristia realizado en 1415 al tomar posesión del cargo los nuevos obreros, notas que son del mayor interès y que demuestran la riqueza de aquella iglesia en ornamentes y objetos de cuito. Las noticias que se desprenden de estos asientos no desmerecen de las anteriores ya que nos dicen de la fàbrica material del templo, de la confección de objetos para el cuito, escritura e iluminación de libros de coro, etc; y con ellos sabemos de los maestros de la obra y lapicidas Juan Canelias, Antonio Antigoni, Pedró Mallol, Pedró Bofill y Juan Janoher, de carpinteros y de herreros; también de orfebres como Bernardo Miquel, Juan Boscà y Francisco Pujol; pergamineros como Berenguer Bartolomé, Miquel Soler y el judío Vidal Romeu, escritores de letra redonda como Pedró Blanch, Bernardo Casas, Pedró Joan y Pedró Arnal; finalmente haremos mención del organero de Barcelona, Gonzalo Alfonso, que tuvo a su cargo la confección del órgano de dicha iglesia. Por estos nombres que destacamos se comprende bien la importància de los documentes dados a conocer por el autor de los cuales no se podrà ya prescindir al estudiar la iglesia de Santa Maria de Castelló de Ampurias, lo que valora la eficacisima labor realizada. L. B. P. PELAGI NEGRE I PASTELL, Origen del monestir de Sant Pere de Roda. Llegenda i història, extret de «I Col loqui d'història del Monaquisme Català», vol. I (Santes Creus 1967), 209-227. Comença aquest estudi amb la enumeració de les fons antigues, Plini el Vel! i Ptolomeu, que anomenen el temple de Venus Pirenaica i el situen en el lloc que Pere de Marca, en la seva Marca Hispànica, identifica amb l'emplaçament del monestir de Sant Pere de Roda. Tot seguit l'autor ens dóna la narració de Jeroni Pujades relativa a la fundació i vicisituts del monestir que figura en la seva obra Crònica universal del Principado de Catalana i que ell va llegir el 29 de setembre de 1606 en un llibre, avui perdut, que hi havia a l'arca gran de l'antiga sagristia, i del qual podria deduir-se l'existència del monestir abans de la invasió musulmana, que és cabalment l'opinió admesa per A. Deulofeu en el seu llibre L'Empordà, bressol de l'art romànic, que situa pels volts de l'any 700 les més antigues construccions pervingudes del monestir. Tenim però que el document autèntic i més antic que esmenta Sant Pere de Roda es un precepte del rei Lluís el Tartamut, a favor de l'abat Ausemund del 286

monestir de Banyoles, document de data 878 que confirma altre anterior atorgat pel seu pare Carles el Calb l'any 866 a favor de l'abat Pere de Banyoles, on es fa menció de la cella Sancti Petri en el comtat de Perelada. Comenta el Sr. Negre aquests documents i altres fins arribar a l'any 926 en que Tassi feu de Sant Pere de Roda objecte de la seva especial predilecció i en fou el veritable fundador tota vegada que, al 944, el rei Lluís l'ultramarí va atorgar-li, a instància seva i amb consentiment del bisbe de Girona i dels comtes de Cerdanya i Empúries, el privilegi de la immunitat i el dret a la lliure elecció d'abat i la pacífica possessió dels béns que havia adquirit i que en l'esdevenidor pogués adquirir. EI monestir ha nascut i succesivament prendrà el gran increment que tots coneixem. Pujades pondera l'actuació de Tassi sempre amb la idea de l'existència d'un anterior monestir, que hauria sofert grans destruccions les quals foren refetes pel dit protector, soterrat en l'església i en la llosa funerària del qual s'hi llegia: hanc aalam erexit, és a dir que va aixecar aquella església sense que hagués necessàriament refet tot el monestir. L'esmentat A. Deulofeu, com el cronista, és d'aquest parer i considera amb aquesta reconstrucció l'existència d'una construcció anterior a 944 en opus spicatum i altre posterior sense opus, antiguitat compresa entre mitjans del segle vil i 750. El Sr. Negre d'acord amb els documents autèntics coneguts i estudiats, no creu amb aquestes dades tan reculades i encoratja als arqueòlegs per estudiar a fons l'antiguitat del monestir de Sant Pere de Roda per escatir si l'obra conservada por ésser anterior a la segona meitat del segle ix. L. B. P. JoAQuíN PLA CARGOL, El Castillo gerundense de Monijuich, separata del «Boletin de la Asociación Espanola de Amigos de los Castillos», 58 (Madrid 1967), 313-327. Reune el autor en esfe trabajo todas las noticias relativas al castillo de Montjuich que le ha sido posible encontrar, con el carifio y afecto con que don Joaquín Pla Cargol trata siempre de las cosas de la Ciudad. Al castillo propiamente dicho preceden unas consideraciones sobre la topografia y los recintos fortificados de Gerona a través de los tiempos. Pasa después al estudio del nombre de Montjuich, que se significa por el cementerio judío que existió en la ladera Oeste del monte en que està situado, paraje y cementerio Ilamado Bou d'or. Explica seguidamente la disposición del mismo y de las cuatro torres que lo fianqueaban y su levantamiento a mitat del siglo xvii sin que se pueda aportar documento con fecha exacta del comienzo de las obras. A continuación viene un sucinfo historial del castillo y el papel preponderante que siempre tuvo en la defensa de la Plaza, que culmina en la guerra de la Independència hasta su abandono, tras mucho heroismo, el dia 12 de agosto de 1809. Terminada Ja guerra de la Independència, se inicia una època de decadència y abandono que aumentó su progresiva ruína hasta nuestros días. A partir de la guerra de libe- 287

ración acoge a muchas fatnilias de inmigrantes, hasta que en 1965 el Estado vendió la propiedad del castillo y su zona polèmica y quienes lo adquirieron tienen el proyecto, ya iniciado, de urbanizar la amplia extensión de terreno, convirtiéndolo en uno de los lugares mas hermosos de la ciudad, y despues desalojado de vecinos, devolver al castillo el aspecte que tuvo. Por cuanto hemos cicho es digno del mayor aprecio el estudio del Sr. Pla Cargol, quien en pocas pàginas nos ofrece una completa visión del castillo de Montjuich, que sin duda contribuirà a su mejor conocimiento y revalorización. -L. B. P. Luis BATLLE Y PRATS, Censo y población de San Feliu de Guíxols en 1360, separata de «Miscelànea de estudiós dedicades a la memòria del archivero Martínez Ferrando» por A.N.A.B.A. (Barcelona 1968), 43-52. Hasta el siglo pasado y probablemente incrementada la tendència que ya existia entre los historiadores, de que lo que hacía mas historia eran los acontecimientos motivados por el caràcter, las preferencias y las decisiones (a veces apasionadas) de los monarcas y de los dirigentes politicos, eran los elementos capitales que servian para «hacer la historia», la cual descollaba por las tendencias, amistades o malquerencias de los reyes y por la sèrie de luchas, intrigas y guerras que en cada etapa de un país se producían y que se traducian a veces en victorias, a veces en derrotas, seguidas éstas de períodos de vida difícil y atribulada en el país que las había sufrido. Hoy la historia se enfoca hacia motives menos bélicos y personales de los monarcas o dirigentes en un momento deterniinado, y se tienen en cuenta las condiciones en que se deslizó la vida de! pueblo en cada momento. Se estudian, asi, sus posibilidades económicas, su vida de trabajo, las industrias, el comercio que se realizaba, las costumbres, la habitación, las fiestas, las calamidades y los sucesos faustos. En este aspecto, es indudable que el tener una visión exacta del censo de población de una villa o ciudad en un momento de su historia y apreciar su acrecimiento, su estabilidad o su disminución, el conocer la dedicación de sus habitantes, el apreciar sus grados de vida y de cultura, pueden darnos, de la población estudiada y en un momento o período determinado de su historia^ una idea mucho mas completa y exacta que conocer detalles de su monarca, hombre agresivo o dèbil, intransigente o conciliador, o saber que en las cercanias de la población considerada, libraron, las fuerzas del monarca, contra un enemigo, un duro combaté. No es que creamos que hay que excluir del estudio histórico los hechos guerreres y politicos, però queremos significar que no hay que considerarlos exclusives, y que los que origina el vivir cotidiano de un pueblo, tienen también honda importància històrica. El trabajo del Dr. Batlle y Prals nos sugiere este comentario. En él el autor 288

recoge interesantes datos sobre els «fogatges» con qué contaba la población de San Feliu de Guíxols en 1360, las ocupaciones de sus habitantes, sus habitaciones en las diversas calles y otros detalles de interès. Como colofón, resume su estudio con las siguientes palabras: «Un comercio activo, una fabricación de tejidos pujante y una indústria pesquera son los factores determinantes de la riqueza de la villa». Digamos, como final, que este trabajo de investigaciónnosda de San Feliu de Guíxols, en la època estudiada, una visión muy objetiva y seguramente exacta. J. PLA C. LLUÍS BATLLE I PRATS, Notícies de llibres de monestirs benedictins del bisbat de Girona, extracto de «Analecta Sacra Tarraconensia>, volumen XXXIX (Barcelona 1968), 283-290. En este interesante trabajo, el Dr. Batlle y Prats da muy exactas referencias en relación a las bibliotecas que existieron en el monasterio de benedictines de San Pedró de Galliguns, de Gerona (desgraciadamenie perdidos sus libros en la mayor parte), el monasterio de monjas benedictinas de San Daniel, el viejo monasterio de San Quirze de Colera (del cual copia la nota que hace referència a los libros existentes en dicho monasterio en el dia de la visita al mismo del obispo de Gerona, Fray Guillermo Ramon Boil, el 12 de abril de 1513). En los libros resenados en esta, los hay litúrgicos y de estudio, de lo cual deduce el autor que el coro de dicho monasterio, en el cual eran guardades los libros, ademàs de servir para los rezos y horas litúrgicas, debia servir a la vez de biblioteca. Todas las notas que puedan contribuir a conocer los fondos bibliogràficos que contenian las bibliotecas conventuales en nuestra provincià, tienen un positivo interès para el historial de la cultura en nuestras comarcas. El Dr. Batlle y Prats es uno de los erudites gerundenses que con mayor ahinco ha laborado y viene laborando en estàs tan interesantes investigaciones. Su celo, su constància y su proceso de objetiva investigación, son merecedores de toda loa. J. PLA C. PERE LLOBERAS, Antologia de poetes bisbalencs de la Renaixensa (La Bisbal). Notable tarea es la de recoger, no solo los nombres de los poetas que han dedicado su inspiración y su estro a cantar el amor y las glorias de nuestras tierras, sinó también algunas de sus producciones poèticas. Los tiempos actuales no parecen los mas propicios a tal labor, porque la poesia (creemos que por desgracia) ha quedado como alejada de los gustos culturales presentes, con evidente perjuicio para nuestra emotividad y sensibilidad literària. Con todo, abrigamos la esperanza de que, en próximas generaciones, 289 :9

BIBLIOGRAFÍA despertarà el gusto por la lectura de poesías y surgiràn nuevos valores poéticos que habràn de producir nuevas obras para solaz y satisfacción emotiva y espiritual de las respectivas generaciones. En este volumen del Sr. Lloberas, después de un bello prologo de presentación firmado por D. Francisco de P. Llach, sigue un atinado y objetivo capitulo que viene a ser a manera de introducción, hecho por el autor de là Antologia, en justo elogio de la poesia del período de la «Renaixensa». Siguen luego escogidas poesías de Joaquín Sitjar, Juan Sitjar, Josep Vancelis, Artur Vinardell, Ramon E. Bassegoda, Joaquin Bonet, Ramon Masifern, Trinitat Aldrich, Josep Oliveras, Francesc Carreras, Josep Barceló Matas, Josep Casabó y Joan Bosch i Romaguera. Cada poeta es estudiado en su producción conjunta al comenzar el espacio del libro a él dedicado. En conjunto, constituye esta Antologia una densa aportación hecha al catalogo cultural y poético de las cpmarcas gerundenses, y el Sr. Lloberas merece el encomio a que es merecedora su paciente y densa obra, que es a la vez de recuerdo y de justa exaltación de verdaderos valores poéticos. J. PLA C. SANTIAGO SOBREQUÉS VIDAL Y LUIS BATLLE Y PRATS, Diplomatario gerundense del rey Juan de Navarra en la lagartenencia de Cataluna 1454-1458, «Anuario de Estudiós Medievales», 4 (Barcelona 1967), 426-464. Època tempestuosa para Catalufia fue la que comprende los anos 1454 a 1458 a que se refiere el interesante trabajo de los Dres. Sobrequés y Batlle al que nos referimos en las presentes lineas. Tiempos aquéllos, movidos y agitades y precursores de los tristes y agobiadores anos entre 1462 y 1472, en que Cataluna toda y muy especialmente las tierras gerundenses, fueron escenario, en buena parte, de la sangrienta guerra civil que estalló entre el rey Juan II y sus partidarios y el gobierno de Cataluna y los suyos. La documentación que estudian los autores de este trabajo, se refiere al tiempo en que Juan 11 figuro como lugarteniente de su hermano Alfonso el Magnànimo (IV de Cataluna y V de Aragón), al verse éste obligado a nombrar a Juan II, rey de Navarra, para tal cargo en Cataluna, al rechazar los catalanes el nombramiento que habia hecho el Magnànimo a favor de Galceran de Requesens, al partir de Cataluna la reina Maria, esposa del monarca, y al rechazarlo los catalanes por anticonstitucional, ya que tal cargo de lugarteniente del rey en Cataluna debía recaer forzosamente en un miembro de la familia real. Los autores son prestigiosos conocedores de aquella època, tan importante a la par que lamentable, en la historia de Cataluna, y sus juicios y deducciones poseen toda la autoridad que les confiere sus estudiós y toda la objetividad de sus claras y precisas deducciones. 290

BIBLIOGRAFÍA En el fina! de la publicación figura una extensa sección documental en la que se copian muy interesantes documentos de la època estudiada. Consfituye este trabajo una valiosa aportación al mejor estudio de aquella agitada època medieval, especialmen te en relación con Gerona. J. PLA C. J. THARRATS, Pax, libro de poesías (Barcelona 1968). Poeta de esencias aristocràticas es este ilustre escritor gerundense, para el cual, cada poesia, es como una joya labrada a fuerza de luz interior, de enioción y de delicada sensibilidad. Tharrats es un maestro, especialmente del soneto, y formado en aquellas bellisimas producciones de Rubén Dario, de Villaespesa, de los escritores y poetas franceses del primer cuarto de siglo y de los grandes poetas catalanes de dicha època, ha sido siempre un orfebre para sus producciones, tan brillantes en inspiración, en delicadeza y en escrupuloso metro. Està este libro, dedicado a sublimar la paz, como màximo anhelo y tesoro humano; paz en las almas, paz en las conciencias, paz en los corazones, paz en las palabras; creemos que el autor llega a una justeza y a una emotividad insuperables. El libro que comentamos està integrado por varios cantos, que desarrolla el autor en los siguientes epígrafes: Invocació, La rebel lia. La dolor humana. Flames al cel, Ales cruciferes, Llum entre tenebres. Les oliveres, La serralada. Combat interior y Deprecació. Al terminar la lectura de este tan bello libro de poesias, nos sentimos halagados, como gerundenses, de que un poeta de nuestra ciudad haya llegado a tanta delicadeza y emotividad al plasmar sus obras literarias, y que, a pesar dé todos los pesares, sus obras contienen reflejado, de verdad, las altas condició-' nes de obras verdaderamente poéticas. J. PLA. C. FEDERICO UDINA MARTORELL, Las armas de la ciudad de Barcelona (Su origen y desenvolvimiento durante ocho siglos). Real Acadèmia de Buenas Letras (Barcelona 1969). Pocas veces hemos leido un trabajo sobre heràldica realizado con la objetividad, detalle y desapasionamiento que hemos apreciado en esta obra. El Dr. Udina admite una conclusión, después de haber estudiado y examinado, con plena lògica y fundamento, sus posibilidades de certeza. Por ello, su trabajo es digno de todo interès y estima, por cuanto ha sabido mantenerse en él ajeno a todo aspecto netamente politico o partidista. De su investigación resultan los hechos y las cosas tal cual objetivamente son o fueron y no tal como uno, subjetivamente, pueda desear que hubiesen debido ser. Para nosotros, esta estricta objetividad con què el Dr. Udina va desàrrollando su trabajo de investigación, es lo que le confieie mayor calidad y màs efectivo valor histórico y también heràldico. 291

En el conjunto de esta publicación se hace el estudio de cada uiio de los elementos del escudo de armas de la ciudad de Barcelona; se describe su historia, se estudian sus cuarteles y elementos, el origen de las arfnas «barradas», su origen catalàn, su número en el escudo de Barcelona, formas y timbres del es cudo. El folleto termina con unas «conclusiones» de positivo valor. Este trabajo constituye el discurso que el autor leyó en su recepción como académico y termina con el discurso-contestación del Rdo. Dr. D. José Vives Qatell. El trabajo de investigación del Dr. D. Federico Udina resulta de positivo y alto interès no solamente para los barceloneses, sinó que lo resulta también para todos los catalanes. Todos podemos aprender mucho en laspàginas de esta publicación que comentamos. J. PLA C. JAUME DALMAU I CASANOVAS, Els noms de lloc a Girona (Notes per a un estudi). Colla Excursionista Cassanenca (1969). Calificamos de trabajo notable el realizado por D. Jaime Dalmau Casanovas, publicado en el folleto que comentamos. La publicación indicada nos parece doblemente interesante, porque el detalle de la toponímia ha sido poco cultivado entre nuestros historiadores. No es éste un trabajo fàcil, pues hay que atender a aspectes lingüisticos, hay que saber utilizar el latín, conocer las influencias de vocablos de otros pueblos (algunos muy alèjado^ en el tiempo), saber de las deformaciones fonéticas del pueblo sencillo y poseer agudeza e ingenio para pasar del nombre considerado a su posible origen y al tiempo en qué pudo surgir la voz considerada. El Sr. Dalmau Casanovas ha realizado un empeno muy loable al componer el trabajo que comentamos, muy digno de ser debidamente valorado y estimado. Su investigación es seria y ha procurado basarse siempre en antecedentes dignos de ser tomados en consideración. No es que, en algunos puntos, no se aprecie en su trabajo algun antecedente que pueda calificarse como algo forzado; por ejemplo, relaciona el nombre de Anglès con la idea de úngalo, que dice puede apreciarse en la topografia de su termino. Creemos que podria resultar lógico relacionar el nombre de la población con la palabra latina ango, angis, angere, que significa angosto o estrecho, y nos parece lògica tal relación, porque en el paisaje del termino hay parajes muy angostos, como los caminos hacia Osor y hacia Vilobí. Por otra pàrte, existió en Francia la provincià antigua de Angle, en el Artois (hoy departamento del Pas de Calais), y otro Angle en la Champafia (hoy departamento del Alto Marne), que seria ilóglco relacionar con àngulo. Es todo esto un pequeiio detalle y un modesto parecer nuestro, que puede ser fundamentado o no serio, y que en modo algunodeseamos se intèrprets como una objeción.

Sinceramente manitestamos que el trabajo realizado por el Sr. Dalmau Casanovas lo consideramos digno de la màxima loa y que ojalà tuviera este autor imitadores en nuestras comarcas, para contribuir, todos juntos, al mejor conocimiento de las poblaciones gerundenses y de su respectivo historial. J. PLA C. RAFAEL TORRENT ORRI, Figueras, villa real, en «Anales del Instituto de Estudiós Ampurdaneses» (Figueras 1967). En este detallado trabajo del erudito historiador D. Rafael Torrent, se estudia con grari acopio de datos y referencias y con aguda observación y lògica interpretación, uno de los hechos màs destacables de la historia de Figueras, y cuyas consecuencias fueron de positivo efecto para la historia sucesiva de la hoy importante capital del Alto Ampurdàn. En los comienzos de este trabajo que comentamos, el Sr. Torrent Orri tiene muy en cuenta los hallazgos celtas de la comarca ampurdanesa. Opinamos, sinceramente, que buen número de historiadores se han fijado poco en lo que dicha cultura céltica pudo representar para el Alto Ampurdàn y para las comarcas contiguas, y por ello nos alegra que el Sr. Torrent enfoque lo que hace referència al historial de los tiempos anteriores al siglo iv antes de J. C, en sentido de que hay que tener en debida cuenta los aportes, en las tribus autóctonas, de la cultura céltica pirenaica, cuando menos. El tema del estudio de dicha cultura, asi como la influencia filològica de los celtas en el origen de los nombres de varias de nuestras poblaciones, es trabajo que posiblemente el mismo Sr. Torrent podria emprender, dado lo que ya lleva investigado en este sentido. El trabajo histórico que en estàs líneas comentamos, nos place apreciarlo como realizado con gran exigència, por parte del autor, en afianzarlo sobre documentación muy solvente y en lo posible comprobada. Manifiesta ademàs, el autor, un criterio altamente equilibrado y lógico, sacando sus consecuencias históricas sin que aparezcan forzadas en sus conclusiones. Esta ponderación y equilibrio son otras de las excelentes cualidades que se hacen patentes al leer esta tan interesante obra. Figueras, el Ampurdàn y todos los gerundenses en general hernos de agradecer al Sr. Torrent Orri este trabajo histórico que ha publicado y que deberà ser tenido en debida cuenta por cuantos, en adelante, realicen estudiós sobre Figueras y el Ampurdàn, en general. J. PLA C. M. OLIVA PRAT Y F. RIURÓ LLAPART, Nuevos hallazgos en la necròpolis hallstàtica de Anglès (Gerona). Fruto de unas interesantes excavaciones realizadas por los autores en la villa de Anglès, es este trabajo de investigación realizado por los senores Oliva y Riuró. 293

Digamos primero que en todo el articulo que condensa los trabajos realizados, se ha puesto la màxima justeza y minuciosidad al estudiar cada una de las piezas halladas. Es éste uno de los trabajos que, por el cuidado con qué se ha llevado la investigación, nos parecen màs solventes y autorizados. Al comenzar el articulo, se da, bien pormenorizada, la descripción de los primeros. hallazgos hallstàticos realizados a úitimos del siglo pasado, al ser construidos los cimientos de la fàbrica Burés y que el historiador y arqueólogo gerundense D. Joaquin Botet y Sisó insertó en su conocida publicación La provincià de Girona («Geografia general de Catalunya», Barcelona 1911). Las ocho urnas hallstàticas entonces halladas en relativo buen estado, estan guardadas en el Museo Provincial de Gerona. En el trabajo que nos ocupa, los nuevos hallazgos estan todos consignades y citàndose en cada uno de ellos sus caracteristicas, medidas y demàs circunstancias orientadoras y que preclsan objetivamente cada ejemplar. Recogen los autores la existència, ya comprobada, de varios otros campos de urnas de la època hallstàtica, hallados en la provincià de Gerona. Es muy digna de tenerse en cuenta la existència de estos campos de urnas en las comarcas gerundenses (en buena parte en el Ampurdàn y la Selva) y hay que conceder a este hecho la mayor importància, por cuanto prueba la existència, en buena parte del territorio de nuestra provincià, de un estadio de civilización hallstàtica, que posiblemente comenzó a manitestarse a mediados del siglo VII antes de J. C. y que perduro en nuestras tierras hasta muy entrado el siglo VI antes de J. C. Con su cuidado trabajo de investigación, recientemente publicado, creemos sinceramente que los Sres. Oliva y Riuró prestan un valioso Servicio al estudio int3gral de los períodos prehistóricos de Hallstat (el antiguo y el segundo o màs reciente) en yacimientos radicados en las comarcas gerundenses. J. PLA C. FR. ALBERTO COLLELL COSTA, 0. P.. Escritores dominicanos del Principado de Catalana. Prologo del Dr. D. Pedró Voltes Bóu, director del Archivo Histórico de la Ciudad (Barcelona 1965), 304 pàgs., 17 por 25 cm., con màs de 20 ilustraciones fuera de texto. El P. Fr. Alberto Collell, O. P., bien conocido por sus trabajos de erudición, nos da en esta obra la biografia de los escritores dominicos de Cataluna, acompanando ademàs de las notas personalas, obras y escritos y la correspondiente bibliografia, conjunto que ha redactado en forma de diccionario por orden alfabético de apellidos, lo que facilita grandemente su manejo. Por el interès que tiene la obra para nuestra ciudad y provincià, damos a continuación una lista alfabetizada de los religiosos nacidos en la misma o hijos de habito del convento de Gerona. Alou, Fr. Juan (fines siglo xvi), hijo de habito del convento de Gerona; Auther, Ilmo. Fr. Severo Tomàs (Puigcerdà), obispo de Gerona en 1679: Berart, 294

Fr. Raitnundo (Figueras 1647); Bonet, Fr. Miguel (Regencós 1831); Brugués, Fr. José (Vilasacra 1850); Cabanas, Fr. Jaime (1665), hijo de habito del convento de la Anunciación de Qerona; Camós, Fr Narciso (murió en 1664), hijo de habito de! convento de Gerona; Caralps, Fr. IVIanuel (Puigcerdà 1689); Carreras, Ilmo. y Rdmo. Fr. Vicente Ferrer (Regencós 1830); Casamitjana, Fr. Floro (Batet 1867); Casamitjana, Fr. José (Batet 1831); Casas, Fr. Dionisio (Olot 1845); Casas, Fr. Fèlix (Olot 1846); Casas, Fr. Juan (San Juliàn del Llor 1869); Castellar, Fr. Tomàs (Puigcerdà, siglo xvi); Colomer, Fr. Ramon (San Juan de las Abadesas 1842); Coll, Vble. Fr. Francisco (Gombreny 1812); Corominas, Fr. Benito (Gerona 1832); Dalmau, Fr. Ramon (Llers 1805); Domènech, Vble. Fr. Antonio Vicente (Qrions 1553); Eymerich, Fr. Nicolàs (Gerona 1320), inquisidor; Fabra, Fr. Clemente (Puigcerdà 1636); Frigola, Fr. Juan (Cassà de la Selva 1776); Fuixà, Fr. José (Castelló de Ampurias 1813); Galí, Fr. Francisco (Gerona), hijo de habito del propio convento; Garganta y Fàbrega, Fr. José M." de (Olot 1905); Gralla, Fr. Juan Bautista (1568 en Gerona); Junoy, Fr. Tomàs (Puigcerdà 1782); Llambi, Fr. Miguel (Vall-llobrega 1843); Llobresols, Fr. Benito (Amer 1745); Margarit, Ilmo. D. Fr. Vicente (Castillo de Ampurdàn 1631); Massot, Fr. Antonio Tomàs (1558), hijo de habito del convento de Gerona; Mirosa, Fr. Francisco (1671), hijo de habito del convento de Gerona; Pagès, Fr. Francisco (Olot 1862); Planas y Congost, Fr. Juan (Navata 1810); Poch, Fr. Reginaldo (Planolas); Ponti, Fr. Jaime (1778), hijo de habito del convento de Qerona; Portell, Fr. Miguel (Perelada 1872); Prat, Ilmo. Sr. Fr. Manuel (Batet 1873); Puig, Fr. Narciso (Gerona 1792); Ricart, Fr Pedró (Vilanant 1836); Rocaberti, Fr. Juan Tomàs de (Perelada 1627); Romeu, Fr. Juan (Gerona, siglo xiv); Sacrest, Fr. Esteban (Olot 1850); Sendij, Fr. Antonio (Gerona 1782); Serra, Fr. Juan (Amer 1866); Serra, Fr, Tomàs Juan (Gerona, murió en 1809); Simó, Fr. Arnaldo (Gero^ia, siglo xiv); Treserra, Fr. Domingo (Puigcerdà 1810); Vallgornera, Fr. Tomàs de (Olot 1595); Viadé, Fr. Juan (Santa Susana de La Bisbal 1842); Vila, Fr. Juan (Gerona 1848); Vila, Fr. Miguel (La Miana 1860); Ximenes, Fr. Domingo (murió en 1631), hijo de habito del convento de Gerona; Ylla, Fr. Juan (Molló 1877). Esta relación demuestra cuan vinculada estuvo nuestra diòcesis con la Qrden de Predicadoras, ya que la aportación es realmente notable en todos los aspectes. Digamos que las ilustraciones en número de 20, reproducen curiosos manuscritos y portadas que enriquecen, por su interès, la parte bibliogràfica, y que el libro es avalorado con un prologo del director del Archivo Histórico de la Ciudad, Dr. D. Pedró Voltes, que da testimonio de la minuciosa y paciente labor realizada por el P. Colleli, a quien por su esfuerzo felicitamos sinceramente. L. B. P. 295

JOSÉ M. GUILERA, Un escritor pirenaico desconocido. Fray Tomàs Junoy, O. P., separata de «Pirineos», 83-86 (Jaca 1967), 159-178. El trabajo objeto de esta recensión es la comunicación del autor a las tareas del V Congreso Internacional de Estudiós Pirenaicos celebrado en Jaca- Pamplona el afio 1966, publicado recientemente en el volumen 83-86 de la revista «Pirineos». Trata en primer lugar de unas notas biogràficas. Giacias a las actas de na-, cimiento y defunción que obran en un pequeno pliego de notas que perteneció al Dr. Pascual y Prats, pliego conservado actualmente en el Archivo Municipal, consta que Tomàs Junoy nació el dia 31 de marzo de 1782 en Puigcerdà y que el mismo dia íue bautizado en la parroquial iglesià de Santa Maria, y que falleció el 16 de abril de 1860 en Anós. En esta acta de defunción consta que era natural de Alp, lo que creemos equivocación por cuanto se dice en la meritada acta de bautismo, en la que consta ademàs, que sus padres Juan y Maria y sus padrinos Tomàs Pubill y Magdalena Junoy todos «habitants en la present vila», es decir Puigcerdà, lo que concuerda con la declaración del propio Junoy («Disertacions» pàg. 11): «Habitante yo en Puigcerdà como natural de esta vi- 11a». Estimamos pues resuelto este punto y rectificados cuantos han escrilo sobre el particular y al P. Collell, que por estos mismos dias escribía su magnífica obra sobre los «Escritores dominicos del Principado de Cataluna». Se explica a continuación la estancia en Puigcerdà de Fr. Tomàs Junoy y se destaca su colaboración en el «Diccionario Geogràfico Universal» que se publico en Barcelona, en diez volúmenes, entre 1830 y 1835, en el que consta la intervención que tuvo en la construcción de la iglesia de los PP. Dominicos en Puigcerdà, hoy convertida en templo parroquial. Fr. Junoy se acredita de arquitecto y también de ingeniero toda vez que el Ayuntamiento le confirió la obra de las fuentes municipales, junto con la gestión en favor de la carretera que debía unir la Cerdana con Vich. Con la revolución de 1835, Fr. Junoy pasó a Francia y de alli a Andorra en donde permaneció hasta su fallecimiento ejerciendo las funciones de provicario de Anyós. La última parte del trabajo se refiere a su obra literària, parte publicada y parte perdida, lamentando con el autor que la obra màxima de Fr. Junoy «Historia inèdita de los ceretanos», original que poseyó el Dr. Pascual y Prats, se halle perdida o extraviada, ya que no se conserva en el pequefio pliego en que el Dr. Pascual anoto lo relativo al dominico. Digamos finalmente que en un apéndice se reproduce el articulo: Monlanya de Ovella, Secremorta y Saltegai, publicado en el tomo VI del «Diccionario Geogràfico Universal». Solo plàcemes merece D. José M.^ Guilera por la reivindicación de Fr. Tomàs Junoy y su obra. L. B. P. 296

BIBLIOQRAFÍA SEBASTIÀ BARTINA, De les terres i els temps. Poemes (Barcelona 1967), Obradors Gràfics Dalmau Carles Pla (Girona 1967), 104 pàgines amb dibuixos de Ferran Sostres i Ferrer, Distribuïdora Balmes, Llibreria Balmes, carrer Duran y Bas, 11, Barcelona 2. EI P. Sebastià Bartina, S. J., ben conegut per les seves investigacions i estudis bíblics, històrics, teològics, filosòfics, papirològics i literaris, ens sorprèn agradosament amb aquest llibre de poemes tant reexit. No és pas que l'autor sigui un professional de la poesia per bé que la porti dintre i l'expressi amb ritme i verb. Ell mateix ens diu en el pòrtic:. «Mai no m'hauria pensat que, passant el temps, hagués pogut fer un recull de poesies. Tan dispars han estat els camins que he caminat i tan oposats, tan apressats els treballs de cada dia». Aquest recull va distribuït en sis seccions: espirituals, eucarístiques, marianes, tristes, florariet i vàries, per bé que aquesta disposició no reflecteixi la gènesi del conjunt. El lector trobarà al final un índex cronològic amb els diferents indrets on foren escrites. Poesia de gran volada, les estrofes són diverses i en totes mostra l'autor el seu domini i cada una la apropiada al tema escollit. Nosaltres destacaríem els sonets i la garba d'eucarístiques, emotiva ofrena als seus nebodets í cosins amb ocasió de llur primera comunió, i el poemet de l'afirmació metafísica a «La Rosa Sí» de Pere Dot, en que a base de monosil labs ha fet sorgir una deliciosa composició en punta. Cal felicitar al P. Bartina per aquest aplec tan reexit, i encoratjar-lo perquè en la seva vida d'investigador trobarà sens dubte més situacions, visions i fets que li seran motiu d'inspiració i d'un novell aplec de poemets. L. B. P. RAMON D'ABADAL I DE VINYALS, Dels visigots als catalans. La Hispània visigòtica i la Catalunya carolíngia, Edicions 62 (Barcelona 1969), edició a cura de Jaume Sobrequés i Callicó. Edición 62 ha tingut la feliç iniciativa d'aplegar en una mateixa obra els treballs més importants i científics de l'autor, desig que era sentit pels estudiosos i que amb ocasió dels 80 anys del Sr. d'abadal li oferiren amics i admiradors a manera de sentit homenatge. Aquesta tasca la ha realitzada el jove historiador Jaume Sobrequés i Callicó qui en aquest primer volum aplega els estudis que diuen relació al Regne Hispànic dels Gots i de la Catalunya Carolíngia, deixant per a una segona part els treballs relacionats amb Els primers temps de la Catalunya independent i diversos estudis de caràcter jurídic. El primer capítol s'hi compren L'establiment dels visigots a Hispània: del regne de Tolosa al regne de Toledo, aquest estudi és el discurs de recepció llegit el dia 27 de novembre de 1960 a la Reial Acadèmia de la Història i que So- 297.

BIBLlOQRAFtA brequès ha posat expresament en català per aquesta edició; el segon, La monarquia en el regne de Toledo, va ésser publicat en el primer volum dels d'homenatge a Jaume Vicens Vives per la Universitat de Barcelona (1965); el tercer porta per títol Els concilis de Toledo, que és una aportació a l'homenatge al Dr. Vincke, vol I, Madrid 1962-63; finalment amb El llegat visigòtic a Hispània, col laboració a la Settimana di Studio del Centro Italiano di Studi SuU'Alto Medievo de Spoleto 1958, traducció catalana de G. Feliu Monfort, es tanca aquesta primera part. En el segon capítol s'hi apleguen un seguit de treballs en els que Abadal estudia la Catalunya carolíngia que és la seva especialització o com diu el preparador, la seva «opera magna», i els estudis hi són agrupats en tres aspectes: a) Bases polítiques i institucionals del domini carolingi a Catalunya, b) Formació i evolució dels comtats catalans, c) El Renaixement monàstic a Catalunya. De tots aquests apartats es dóna compte en el pròleg amb claretat i concisió i no creiem adient ací repetir els esmentats comentaris. El preparador de l'edició, Sr. Sobrequés i Callicó ha fet una tasca magnifica al posar a l'abast dels estudiosos aquests treballs del Sr. d'abadal, alguns exhaurits, tasca que com hem dit s'acreix amb els resums i notes que hi ha posat. Diguem també que el volum porta la bibliografia de l'autor, làmines, mapes i quadres tot de molta utilitat per a l'estudiós. Resumint diríem que felicitem a l'autor per una obra tan valuosa i de tan ferma erudició, al presentador pels seus pròleg, notes i bibliografia tan encertada, i a Edicions 62 perquè posa a l'abast dels que s'interessin per aquests treballs i estudis un llibre que farà per molt temps tant favor. L. B. P. 298

Sitemap